miramar argentina miramar argentina miramar argentina miramar argentina miramar argentina miramar argentina

museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar

Los Mamíferos Marinos Preservados en el

Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar.

 

Tomado de: Magnussen Saffer, Mariano. Boh, Daniel y Bajos, Cecilio. 2005.  Mamíferos Marinos preservados en el Museo Municipal de Ciencias Naturales de Miramar. Sistemática, Ecología e Importancia Científica para la Mastozoología Boletín de divulgación Científico Técnico del Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo de Miramar. (Sec. Mazt) Publicación 5: pp 02 – 16.

 

Nuestra institución posee una amplia colección de mamíferos marinos, cuya mayor parte no se encuentra en exhibición, tratándose de una de las mas completas del país. Si desea mas información o consultar alguna pieza en el Museo, consulte Aquí.

 
 

 

Resumen.

El Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo de Miramar, se ha caracterizado durante los últimos años, por su colección de mamíferos marinos, recuperados en su totalidad en las playas del Partido de General Alvarado, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina. Entre ellos se pueden destacar cráneos y esqueletos de los siguientes taxones: Pinnipedos: Otaria flavescens, Arctocephalus australis y Mirounga leonina. Odontoceti: Tursiops gephyreus, Pontoporia blainvillei, Globicephala edwardii, Ziphius cavirostris y Physeter macrocephalus. Mysticeti: Eubalena australis, Balaeonoptera musculus, Balaenoptera acutorostrata, Balaenoptera physalus y Baleanoptera boreales. Así mismo se resguardan medio centenar de restos aislados de otros vertebrados de origen marino. Se destacan por su naturaleza y ecología, tamaño, interés de la pieza e importancia para investigadores argentinos y del extranjero. De las presentes especies, sobresalen Tursiops gephyreus (Odontoceti), por tratarse de uno de los pocos preservados completos en nuestro país, edad y tamaño, y Baleanoptera boreales (Mysticeti), por tratarse del primer ejemplar completo y el tercero preservado en el mundo. Por ahora, solo se exhiben una pequeña parte de la colección, mientras otras se hallan depositadas para la consulta científica, y para alguna futura exposición en un edificio mas adecuado para ello.

Palabras Claves. Museo, Mammalia, Cetacea, Odontoceti, Mysticeti, Pinnipedos y Miramar.

Introducción.

El Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo de Miramar, ubicado en el S.E de la Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina,  se ha caracterizado durante los últimos años, por su colección de mamíferos marinos, recuperados en su totalidad en las playas del Partido de General Alvarado, por los autores e integrantes de la institución.

Entre ellos se pueden destacar cráneos y esqueletos de los siguientes taxones: Pinnipedos: Otaria flavescens, Arctocephalus australis y Mirounga leonina. Odontoceti: Tursiops gephyreus, Pontoporia blainvillei, Globicephala edwardii, Ziphius cavirostris y Physeter macrocephalus. Mysticeti: Eubalena australis, Balaeonoptera musculus, Balaenoptera physalus, Balaenoptera acutorostrata y Baleanoptera boreales. Así mismo se resguardan medio centenar de restos aislados de otros vertebrados de origen marino.

Se detallan a continuación de cada taxón, la ecología de las especies en discusión, objeto de nuestro trabajo.

Los pinnípedos son mamíferos acuáticos especializados que viven en una gran variedad de hábitats marinos y de agua dulce. Comprenden 34 especies, los cuales representan a 3 familias del Orden Carnívora (cánidos, félidos, úrsidos, mustélidos, etc.). La familia Otaridae (lobos marinos), Phocidae (focas), Odobenidae (morsas).

Los otáridos comprenden 14 especies de leones y osos marinos, los fócidos constituyen 19 especies, mientras que los odobénidos se han reducido a 1 especie viviente. En la Argentina están representados por los otáridos y los fócidos.

La característica que comparten todas las especies de pinnípedos es que regresan a los planchones de hielo, tierra o hielo continental, para reproducirse o criar sus cachorros.

Han desarrollado un cuerpo hidrodinámico que les permite desplazarse a un bajo costo energético. Sus extremidades han evolucionado gradualmente hasta convertirse en aletas.

Todos los pinnípedos tienen pelaje (además de una capa de grasa para regular su temperatura corporal). Mudan el pelo todos los años, algunos en forma gradual (varias semanas o meses), y otros en un corto tiempo. Los lobos marinos de un pelo y de dos pelos se diferencian entre sí por presentar estos últimos dos capas, una de pelos cortos y otra de pelos largos.

A diferencia de los cetáceos que desarrollaron una capacidad auditiva altamente sofisticada, los pinnípedos utilizan principalmente la vista, ya que pueden ver aceptablemente tanto debajo del agua como fuera de ella. Por otro lado se ha detectado emisión de sonido que correspondería a los utilizados por los cetáceos para ecolocalizar.

La mayoría bucea a profundidades que van desde los 150 a 200 m, aunque los elefantes marinos llegan a 1500 m , manteniéndose sin respirar por 60 a 90 minutos. El promedio de vida de los pinnípedos se estima entre 15 y 25 años.

Cetácea. Orden de mamíferos completamente adaptados al medio acuático; pasan toda su vida, desde que nacen hasta que mueren, en el agua. El orden Cetáceos incluye unas 79 especies de ballenas, delfines, orcas, calderones, narvales y cachalotes.

La investigación científica ha demostrado que los cetáceos descienden de un animal terrestre con cuatro extremidades. Según los últimos estudios estos mamíferos podrían haber evolucionado a partir de un artiodáctilo primitivo, a partir del cual habrían descendido también los artiodáctilos modernos, como las ovejas, los ciervos, los cerdos o los hipopótamos.

Precisamente estos últimos animales parecen ser los parientes vivos más próximos de los cetáceos. Los primeros restos fósiles de cetáceos conocidos datan de hace 52 millones de años, pero muchos científicos estiman que el origen de estos animales se remonta aún más atrás, hace 60 millones de años.

Materiales y Métodos

La recuperación de mamíferos marinos, llevada acabo por el Museo de Ciencias Naturales de Miramar, son tareas que varían en el tiempo de disección, ya que depende de las condiciones del terreno en las tareas de campo, el clima, las mareas, el tamaño de la pieza a recuperar y el estado de conservación de la misma. Los Otaridos, por lo general, se recupera en pocas horas, rara vez en días. En cambio los Cetáceos, son mucho más grandes, por lo cual, los esfuerzos son igualmente grandes.

Hay que realizar trabajos de disección en gran escala. Por ejemplo, las tareas de campo realizadas sobre la Ballena Sei que se describe más abajo, llevo unos 40 días de ardua labor y el transporte de las piezas hasta la institución.

Se utilizan por lo general cuchillas, machetes y otros elementos de gran corte. La Ballena Sei, recuperada en 2004 por los autores, se desarrolló artesanalmente elementos más precisos, por la gran experiencia obtenida en los últimos diez años.

Se fabrico un gancho casero, para separar de los huevos de cientos de kilos de carne a medida que se cortaba el tejido, y dos cuchillas especiales, con un mango de un metro de largo, lo que facilito los cortes profundos y el aislamiento de los técnicos con la carne en estado de descomposición, portadora de bacterias.

Todos los materiales fueron transportados a predios del Museo Punta Hermengo, y en otros casos, a predios particulares para un mayor control, donde se los sepulto para que la naturaleza complete su ciclo.

Una vez que el tejido adherido a los huesos se descomponía, se los trasladaba al Museo, donde quedaban depositados o Exhibidos. En el genero Tursiops, se lo hirvió en grandes recipientes, para apurar su preparación.

Un dato curioso. En el caso del genero Balaena, luego de seis años de estar enterrada, al excavarla, se encontraron grandes zonas de tejido en buen estado de conservación y varios centímetros de grasas y aceites naturales.  

Todos los materiales descriptos en el presente trabajo, se encuentran depositados en el Museo Municipal de Ciencias Naturales de Miramar, que se identificara en cada taxón, bajo las siglas (MPH) y números correspondientes de inventario.

Para su correcta identificación se utilizo la bibliografía sugerida.

Sistemática, ecología e importancia.

Pinnipedos

Orden Carnivora

Familia Phocidae

Género Mirounga

Especie leonina

NV: Elefante marino

Durante el año 1996 se pudo recuperar el esqueleto completo de un ejemplar macho adulto de elefante marino de unos 4 metros de largo, hallado en las inmediaciones de la playa de La Eufemia, a unos 20 kilómetros al sur de la ciudad de Miramar. (MPH 001).

La alimentación se basa principalmente en peces y calamares. Recientemente se ha descubierto que fuera de la temporada reproductiva y con el fin de procurar alimento, los elefantes marinos del sur nadan grandes distancias, saliendo de la plataforma continental y bucean a grandes profundidades (1.500 m).

Los machos son sexualmente maduros a los 6 años, pero recién tienen fuerza suficiente para mantener harenes a partir de los 8 a 10.

Las hembras comienzan a reproducirse a los 2 años. La temporada reproductiva comienza a principios de septiembre. Los machos llegan primero al área de reproducción; al llegar las hembras comienzan a formarse los harenes, los que llegan a tener hasta 100 hembras. Cada harén es controlado por un macho dominante, el cual permanece en tierra sin alimentarse. En septiembre, luego de un período de gestación de 11 meses, empiezan a nacer las crías, las que son amamantadas por 20 ó 25 días (en este período, aumentan un promedio de 4 kg de peso por día), luego del destete permanecen en la costa por dos meses más. Durante la lactación, las madres permanecen en tierra sin alimentarse (pueden perder cerca de 320 kg. de peso).

Las hembras están listas para la cópula unos 20 días después del parto y vuelven al mar al finalizar la lactación. Hacia noviembre, los machos vuelven al mar a alimentarse. Los adultos regresan a tierra para la muda anual entre diciembre y febrero, proceso que lleva entre 3 y 40 días, durante los cuales los animales permanecen en tierra sin alimentarse.

Durante la época de reproducción, se observan una serie de comportamientos relacionados a tal actividad.

Orden Carnivora

Familia Otariidae

Género Arctocephalus

Especie australis

NV: Lobo marino de dos pelos.

El Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo ha recuperado esqueletos y otras muestras de esta especie tan común en nuestras costas. Se trata del lobo marino de dos pelos.

Su pelaje está compuesto por dos tipos de pelos, uno más corto y otro más largo. Presentan dimorfismo sexual. Los machos son de color gris oscuro, con el pelo más largo en el cuello y dorso, miden 1,90 m de largo y pesan 160 kg, mientras que las hembras son generalmente más claras, alcanzando 1,40 m y 50 kg de peso.

Las crías nacen con aproximadamente 60 cm de longitud y 3 kg de peso y son de color negro. Se distribuyen a lo largo de las islas y costas de Sudamérica, desde Perú en el Océano Pacífico, hasta Uruguay en el Atlántico, incluyendo las islas Malvinas. En la Argentina, existen apostaderos en Punta Mogotes (Pcia. de Bs. As.), Isla Escondida (Pcia. de Chubut), Cabo Blanco (Pcia. de Santa Cruz), Tierra del Fuego, Isla de los Estados e Islas Malvinas. Presentan desplazamientos erráticos siendo posible observarlos en áreas fuera de su rango de distribución.

Los apostaderos se sitúan en costas rocosas abruptas y escarpadas. La dieta está compuesta principalmente por calamares, crustáceos, caracoles y algunos peces como la pescadilla, merluza, anchoíta. Se alimentan en alta mar, pudiendo descender a profundidades de 170 m. Reproducción La época de reproducción ocurre entre noviembre y diciembre. Son polígamos. Los machos adultos permanecen en tierra durante toda la temporada de reproducción, ayunando y cuidando sus territorios. Las pariciones se producen entre la última semana de noviembre y las dos primeras de diciembre. Una semana después del parto comienza la cópula. Luego de la misma, las hembras alternan períodos de alimentación en el mar con períodos de permanencia en tierra. La lactancia dura entre 6 y 12 meses.

Los machos adultos reproductivos presentan un amplio repertorio sonoro al comienzo de la temporada reproductiva, para afirmar la posesión de su territorio. Los machos adultos no reproductivos -que son los que han perdido en las luchas con los otros- se congregan en la periferia de las colonias. Los machos subadultos se concentran en los apostaderos hacia el final de la temporada de reproducción, donde juegan y pelean entre sí pero no mantienen territorios.

Orden Carnivora

Familia Otariidae

Género Otaria

Especie Flavescens

NV: Lobo marino de un pelo.

Esta especie de gran tamaño, que tenemos registrado en nuestra institución, ha partir de un esqueleto completo, cráneos y otros restos aislados, de sendos varamientos en nuestras costas. Presentan un notorio dimorfismo sexual. En los adultos los machos son de mayor tamaño que las hembras. Los primeros miden aproximadamente 2,30 m de largo y pueden superar los 300 kg; presentan una  coloración marrón oscuro, una gran melena y cuello ancho. Las segundas pueden medir hasta 1,80 m, alcanzando pesos máximos de 140 kg y son de color marrón claro.

Las crías al nacer son negras, miden 85 cm de largo y pesan 15 kg.  Se distribuye a lo largo de las costas de los Océanos Atlántico y Pacífico en Sudamérica, desde Torres en Brasil hasta el norte de Perú, llegando al sur hasta el Canal de Beagle e Islas Malvinas. Existen apostaderos diseminados en toda la costa del Mar Argentino; los principales apostaderos de reproducción se encuentran en Punta Bermeja (Provincia de Río Negro), Punta Buenos Aires, Punta Norte y Punta León (Provincia de Chubut). Los apostaderos se encuentran en zonas planas rocosas o arenosas.

La dieta se conforma principalmente de peces, como corvina, anchoíta, mero, merluza y abadejo, como así también de calamares. Generalmente encuentran el alimento a no más de cinco millas en aguas someras. Una característica en la alimentación de los lobos marinos, es que pueden ingerir piedras para ayudar a triturar los peces. Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 4 años, mientras que los machos lo hacen entre los 5 y los 7. Presentan una estación reproductiva anual que abarca desde mediados de diciembre hasta mediados de febrero. Los primeros en llegar a los apostaderos de reproducción son los machos que se ubican en el mismo lugar que el año anterior; al poco tiempo comienzan a llegar las hembras, las que paren a los dos días, luego de un período de gestación de un año.

Una semana después del parto comienzan las cópulas y los machos adultos retienen celosamente a las hembras formando harenes, los que en promedio son de 9 hembras por macho dominante. A los dos días de producida la cópula, las hembras comienzan a alternar viajes de alimentación al mar con períodos de permanencia en tierra para amamantar a las crías. La lactancia dura entre 6 y 12 meses. La mayoría de los partos suceden entre la segunda y tercera semana de enero; la mayoría de las cópulas ocurren durante la tercera y cuarta semanas de enero.

Durante todo el período reproductivo, los machos no se alimentan y casi no duermen, pasando la mayor parte del tiempo cuidando y defiendiendo su territorio y sus hembras de otros machos. Comportamiento Durante la época reproductiva presentan comportamientos asociados a tal actividad. Los machos suelen presentar comportamientos agresivos; aquellos que tienen harén, para defender su territorio y sus hembras, y los que no lo tienen, para obtenerlos. Ocasionalmente puede verse a los machos que no tienen harén, intentar aparearse con hembras pertenecientes a algún harén, lo cual es rechazado por el macho dominante. Los machos sin hembra suelen protagonizar ataques masivos a los grupos reproductores a fin de obtener hembras y eventualmente aparearse; estos episodios son muy violentos. Un comportamiento normal es verlos nadando junto a ballenas francas del sur y asociados a delfines oscuros. Se observa un comportamiento de interacción de los lobos marinos de un pelo con las pesquerías, tanto aprovechando el pescado que es descartado por los barcos pesqueros, como por la captura de los peces atrapados en las redes.

Odontoceti

Los Odontocetos tienen los dientes todos iguales, tanto en el tamaño como en la forma, y se alimentan de peces, calamares, crustáceos y otros invertebrados; una especie, la orca, tiene una dieta más variada que incluye aves y mamíferos marinos. El cachalote también pertenece a este grupo.

La adaptación a la vida acuática de los cetáceos ha sido de tal magnitud que su apariencia recuerda por completo a la de un pez. Las extremidades anteriores han evolucionado hasta convertirse en aletas; aunque sus huesos todavía muestran reminiscencias de elementos óseos articulados terminados en dedos, las extremidades posteriores se han perdido por completo y no hay ninguna conexión anatómica entre éstas y la cola. La cola es grande, dispuesta en un plano horizontal y constituye el principal órgano propulsor en el desplazamiento; además, no contiene hueso sino tejido elástico y fibroso que le confiere firmeza y flexibilidad. Por otro lado, el cuerpo está cubierto por una capa de grasa que ayuda a la flotación del animal, a mantener el calor y como medio para almacenar energía. La piel de los cetáceos carece de glándulas sudoríparas, de glándulas sebáceas y de pelo.

Orden Cetacea

Suborden Odontoceti

Familia Delphinidae

Género Tursiops

Especie gephyreus

NV: Tonina

En el Museo de Ciencias Naturales Punta Hermengo, se exhibe un esqueleto completo (Daniel Boh y Mariano Magnussen Saffer, 1993) de Tursiops gephyreus. Según los conocedores de la familia Delphinidae, y por datos obtenidos por los autores, consideramos que solo hay tres ejemplares preservados en Argentina, y uno de los pocos en Sudamérica. Además, se trata de un ejemplar mas adulto que se conoce.

Se puede apreciar claramente la adaptación de su estructura a la vida marina. El mismo encallo en las playas céntricas de la ciudad de Miramar en septiembre 1986. Se trataba de una hembra de 3,15 metros, cuando lo más común es de 2,80 metros. (MPH 007). Se caracterizan por un pico robusto, corto, ancho y redondeado. Aleta dorsal alta, de base ancha y generalmente curvada hacia atrás, que se ubica a la mitad del cuerpo, generalmente con borde posterior deteriorado. De color gris acerado claro y uniforme.

Blancos y vientre gris pálido, dorso un poco más oscuro. Con 20 a 23 dientes, a cada lado de la mandíbula, aunque en este caso por tratarse de una hembra adulta, faltaban varias piezas dentarías y otras muy gastadas. Pesan 300 kg de peso. En la actualidad, se realizan estudios referidos a la taxonomía del género Tursiops. Debido a que presenta variaciones en los patrones de coloración, talla, comportamiento, etc, con otras especies del género Tursiops, se lo clasifica como una especie diferente, aunque la misma se halla en discusión. 

Se distribuye al norte de los 42° 00' LS, Península Valdés en Argentina hasta la desembocadura del Río de la Plata; hay algunos registros para Tierra del Fuego. Ocasionalmente ingresa en ríos. Gregario, manadas de diez a veinte ejemplares, en relación a la época del año y la región. Se alimenta de peces costeros como pejerrey, brótola, róbalo, sargo, lisa, mero, turco, corvina rubia, pescadilla de red, pescadilla real, anchoa marini y anchoíta.

Sus predadores naturales son la orca y diferentes especies de tiburones. Los nacimientos durante los meses de primavera. Período de gestación de 9 a 10 meses, lactancia de 18 meses. Las crías al nacer miden 1m, son de color más claro que los adultos y llegan a pesar 100 kg.

Orden Cetacea

Suborden Odontoceti

Familia Platasistidae

Género Pontoporia

Especie blainvillei

NV: Franciscana o delfín del plata

En el Museo de Ciencias Naturales Punta Hermengo, se resguarda un esqueleto completo, y una mandíbula con parte del cráneo.

Durante 1996 se encontraron a unos 25 kilómetros al sur de la ciudad de Miramar, numerosos ejemplares muertos de un pequeño delfín llamado vulgarmente como Franciscana. Se trataba de ejemplares juveniles y adultos. De este hecho se recupero el esqueleto completo, en otros casos se perdieron por depredación, Con respecto a la segunda pieza, se trata de restos de un maxilar acompañado con la mandíbula inferior completa, y parte anterior del cráneo (fronto nasal), perteneciente a una colección anterior al Museo Punta Hermengo (Dupuy, 1912), sin mayores datos.

Este delfín es uno de los cetáceos más pequeños del mundo. El color del cuerpo es marrón grisáceo, con superficies inferiores más pálidas. La medida de la franciscana varía entre 1.3 y 1.7m en longitud, y pesa de 30-53 kg aunque solo ocasionalmente supera el 1,5 m de longitud. Se encuentra a lo largo de las costas de Brasil, Uruguay y Argentina desde Sâo Paulo a Península Valdés. Ocasionalmente penetra en el estuario del Río de La Plata.

Tiene entre 50 y 60 dientes por mandíbula. Tiene un pico estrecho y largo que crece con la edad, y una protuberancia en la cabeza como un melón pequeño pero bien desarrollado de donde La aleta dorsal es pequeña y triangular, con un extremo redondeado. Las aletas son amplias y con formas casi triangulares.

El nombre de Pontoporia proviene de la creencia, ahora confirmada como falsa, de que este delfín evoluciono del agua dulce al agua salada. Aunque esta relacionado con las especies de río, el Delfín del Plata, es una especie marina que se mueve cerca de la costa, entre los 10 y 20 km, y en aguas con profundidades no mayores a los 10 m. La Franciscana se muestra poco en la superficie. Se desplaza tranquila y con movimientos suaves. Ante la presencia de un depredador puede permanecer completamente estática en la superficie del agua. Poco se sabe sobre su comportamiento aunque se la ha visto en grupos de 1 a 5 individuos.

Estos delfines se alimentan de pescados, calamares y crustáceos. La hembra es un poco mayor que el macho. Aproximadamente viven de 18 a 20 años, aunque su población actual aproximada es desconocida. Es una de las especies en peligro de extinción y que se busca conservar. Uno de los problemas que más sufre es que queda atrapada en redes de pesca y sufre muchísimo la contaminación. Es muy común encontrar en nuestras playas animales muertos o varados. Es muy delicada y no resiste el cautiverio.

Orden Cetacea

Suborden Odontoceti

Familia Globicephalidae

Género Globicephala

Especie edwardii

NV: Calderón

En 1988 al sur de la localidad de Mar del Sud (20km S.E de  Miramar) se encontró un ejemplar muerto y en estado primario de descomposición, un cetáceo odontoceto de tamaño medio conocido como Calderón o ballena piloto (Globicephala edwardii), cuyos ejemplares son conocidos a nivel mundial por sus varamientos costeros en masa, como el ocurrido en los años 60 en Mar del Plata, donde murieron mas de 600 animales o en Chubut donde murieron mas de 1000 ejemplares.

Del presente ejemplar hallado dentro del Partido de General Alvarado, se le pudo rescatar solamente el cráneo. (MPH 010). Posee una cabeza globosa, de mayor tamaño en los individuos de edad, con pico muy corto. Aletas pectorales extremadamente largas (correspondiendo a un quinto de la longitud del cuerpo), angostas y con extremos en punta.

Aleta dorsal de base ancha, baja, triangular y falcada, ubicada en el tercio anterior del dorso; su forma varía según el sexo, macho con borde anterior bulboso, mientras que el posterior es muy curvado, en contraposición, la hembra presenta una aleta dorsal con borde anterior recto. Aleta caudal, con bordes posteriores cóncavos. Hay dos subespecies: G. melas (Hemisferio Norte) y G. melas edwardii (Hemisferio Sur), con 3 áreas de color blanco que se localizan en la garganta y zona ventral, región posterior del ojo y por detrás de la aleta dorsal (silla de montar).

Con 8 a 13 dientes grandes y curvados, localizados en la parte anterior de cada rama de las mandíbulas. Alcanza 6.7 m de longitud, machos mayores que las hembras. Peso de 2000 kg. Se distribuye en áreas templadas y frías, en ambos Hemisferios. Hay algunos registros para aguas antárticas (67º 41' LS).  Vive en oceánicos, ocasionalmente costero. Gregario, manadas de 10 a 50 ejemplares, aunque raramente se pueden congregar hasta 500 individuos. Se alimenta de calamares y peces de tamaño mediano. Preda de modo cooperativo.

Las hembras paren en promedio una cría cada 3.5 años. Las pariciones acontecen en el verano, en ambos hemisferios. Período de gestación de 14.5 meses. Las crías al nacer miden 1.7 a 1.8 m de longitud, son de color más pálido que los adultos y llegan a pesar 75 kg. Es una de las especies que sufre varamientos en masa, en diferentes partes del mundo. Por ser una especie con una compleja estructura social, son susceptibles a sufrir captura incidental en redes agalleras y trampas.

Se lo confunde normalmente con la Falsa Orca y en menor grado con la Orca pigmea. Se lo identifica básicamente por la forma de la cabeza, tipo y posición de la aleta dorsal.

Orden Cetacea

Suborden Ziphiidae

Familia Pontoporiidae

Género Ziphius

Especie cavirostris

NV: Delfín picudo de cuvier

El Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo, exhibe y resguarda un cráneo semi completo perteneciente a un Ziphius cavirostris. Del mismo no se tienen mayores datos. Fue depositado en nuestra institución a partir de una colección anterior.

Según algunos integrantes de la colección anterior, que dio origen al Museo Municipal Punta Hermengo, se trataría de un ejemplar hallado en la década del 70, pero los datos brindados por supuestos testigos son muy confusos con respecto al lugar del hecho, o tal vez, se trataba de varios individuos, de los cuales solo se conservo el presente cráneo.

Cuerpo largo y robusto. Cabeza con melón poco desarrollado; con ligera depresión en la región posterior del espiráculo. Boca con comisura bucal hacia arriba, mandíbula inferior por delante de la superior. Con dos surcos ventrales (en forma de V) en el área de la garganta. Aletas pectorales pequeñas. Aleta dorsal pequeña y falcada, ubicada en el tercio posterior del dorso. Aleta caudal ancha (hasta un cuarto de la longitud total del animal), sin muesca central y con los bordes posteriores cóncavos.

Cuerpo de color gris oscuro a marrón rojizo; con dibujos en forma de ondas. De color blanco a blanco crema las regiones frontal, ventral y maxilar. Flancos y vientre con manchas redondeadas de color blanco crema. El patrón de coloración varía con la latitud, edad y sexo. Los machos adultos presentan una coloración blanquecina en la región anterior, por delante de la aleta dorsal. Con 1 diente pequeño y cónico en el extremo de cada mandíbula inferior, sólo son visibles en los machos adultos aún con la boca cerrada. Alcanza 7.5 m, machos mayores que las hembras. Peso de 3 tn . 

Se distribuye desde áreas tropicales a polares, desde los 60° LN hasta los 60 °LS. Gregarios; manadas de 2 a 7 ejemplares, ocasionalmente se registran grupos de hasta 15 individuos. Se alimenta de calamares, crustáceos y peces de aguas profundas. Madurez sexual de las hembras a los 6.1 m de longitud, mientras que los machos la alcanzan a los 5.4 m. Período de gestación de 16 meses. Las crías miden al nacer 2.7 m, llegan a pesar 250 kg; son de coloración grisácea exceptuando la región anterior de la cabeza, garganta y vientre que son de un color pálido, además presenta una mancha ocular oscura.

Orden Cetacea

Suborden Odontoceti

Familia Physeteridae

Género Physeter

Especie macrocephalus

NV: Cachalote

De este magnifico animal, solo coleccionamos un gran diente de procedencia desconocida. Cuerpo compacto y robusto. Cabeza cuadrangular, de gran tamaño (desde un cuarto a un tercio de la longitud total del animal), con la región dorsal aplanada. Hocico redondeado, que puede extenderse hasta 1.5 m del extremo anterior de la mandíbula inferior; ésta es angosta y poco visible.

Orificio respiratorio en la región anterior, y ubicado del lado izquierdo. Aletas pectorales pequeñas y redondeadas. Aleta dorsal pequeña (giba), triangular o redondeada, ubicada en el tercio posterior de la región dorsal. Aleta caudal ancha y triangular, con muesca central bien definida. Flancos con pliegues u ondas longitudinales características. Cuerpo de coloración oscura; ocasionalmente se puede encontrar ejemplares albinos. De color claro la región anterior de la cabeza y zona ventral, área alrededor de la boca blanca. Otra característica que los diferencia es la presencia de callos en la región de la giba (presente en el 85% de las hembras), mientras que los machos no poseen. 

Con 18 a 25 dientes gruesos y cónicos (hasta 1 kg de peso cada uno) en cada mandíbula inferior; aparecen con la madurez sexual de animal. Alcanza 18 m de longitud, machos mayores que las hembras. Peso de 45 tn para los machos mientras que las hembras con 20 tn, hay registros superiores a las 57 tn. Se distribuye desde áreas trópicales a polares, en ambos Hemisferios. Los machos alcanzan los extremos Sur y Norte, mientras las hembras y los ejemplares juveniles no superan los 42°N y los 45°S. Solitario o gregario, se registran manadas de hasta 50 ejemplares.

Bucean hasta profundidades de 3200 m o más, por períodos de 120 minutos. Han desarrollado un marcado repertorio de señales sonoras. Emiten "clicks" de baja frecuencia, que actúan como señales de ecolocalización. Se alimenta de varias especies de calamares (inclusive del calamar gigante), pulpos y gran variedad de peces, como tiburones, rayas, peces linternas y otros, los que capturan entre los 500 y 1000 m de profundidad; ocasionalmente ingieren macroalgas. 

Madurez sexual de las hembras a los 7 a 12 años, mientras que los machos presentan una madurez sexual entre los 11 a 18 años y una madurez social a los 26 años de edad. Período de gestación de 16 meses. Tienen una cría cada 4 a 6 años, los nacimientos se producen en los meses de verano y otoño.

 

Ejemplar de Ballena Sei.   Barbas de Ballena Minke.

Mysticeti

El suborden Misticetos está formado por 11 especies —todas han sido o son cazadas con fines comerciales— y se caracterizan porque de la mandíbula superior cuelgan una serie de placas córneas llamadas barbas.

El número de barbas oscila entre 160 y 360 en cada lado de la mandíbula y presentan en su borde interior un aspecto filamentoso. Las barbas se utilizan a modo de filtro para capturar el plancton o el krill que constituye la dieta de estos animales; cuando se alimentan, las ballenas abren la boca para que penetre la mayor cantidad de agua posible; después, la cierran y presionan con la lengua hacia arriba y contra la franja filamentosa de las barbas para expulsar el agua de la boca, de forma que el alimento quede atrapado en ellas. Las ballenas con barbas suelen pasar el verano en las aguas polares, donde abunda el plancton y disponen de comida abundante, después migran hacia el sur, hacia las zonas templadas y tropicales, para pasar el invierno y reproducirse.

Orden Cetacea

Suborden Mysticeti

Familia Balaenidae

Género Eubalaena

Especie australis

NV: ballena franca

En noviembre de 1995 se hallo sobre la restinga del recién creado espigon costero del arroyo Las Brusquitas de la ciudad de Miramar, una ballena franca austral adulta, la cual media 12 metros de longitud. En este caso se pudo recuperar el esqueleto completo, que hoy se encuentra preservado en nuestra institución. Hay registros anteriores en nuestra ciudad. En septiembre de 1931 un ejemplar de 13 metros de largo se encontró en las inmediaciones del centro de la ciudad de Miramar. El enorme animal que, según testimonios recogidos de algunos testigos visuales, sostienen que parecía de pocas horas de muerta, mientras otros comentaban que llago enferma a la costa durante la noche, muriendo poco después.

En el sector costero al comenzar la avenida nueve y sobre la desembocadura del arroyo “El Durazno” (hoy balneario municipal) encalla un ballenato juvenil. Si bien el ejemplar no fue debidamente catalogado, por algunas características dadas por transeúntes, se trataría de un ejemplar de pocos días de vida. Los curiosos que presenciaron el hecho en la primavera de 1963, concuerdan que dicho animal estuvo vivo por varias horas. Dos días después, el cuerpo del animal desapareció, probablemente fue llevado por las corrientes oceánicas.

Cuerpo robusto. Sin aleta dorsal. Sin pliegues o surcos ventrales. Aletas pectorales anchas y con forma de abanico. Aleta caudal de bordes lisos. Cabeza voluminosa correspondiendo un cuarto de la longitud total, maxilar largo, angosto y extremadamente arqueado. Con protuberancias o callosidades córneas características que se encuentran por delante de los orificios nasales, algunas de gran tamaño (bonetes); distribución, forma y tamaño de estas callosidades permite la individualización de los ejemplares.

Con 200 a 270 barbas en la mandíbula superior, gris-negro y en ocasiones blanquecinas, alcanzando 3 m de longitud. Coloración de cuerpo variable, azul-negro, marrón claro y blanco; mancha blanca en el vientre. Alcanzan 17 m de longitud, hembras mayores que los machos. Peso de animales adultos de 60 a 100 tn. Se distribuye desde los 20° LS hasta los 55° LS, ocasionales avistajes hasta los 63° LS. Oceánicos durante los meses de verano, mientras que permanecen en áreas costeras mientras se reproducen. Solitarios o en parejas. Se alimentan de copépodos y krill (Euphausia superba).

Producen largos gemidos de baja frecuencia. Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 16 m de longitud, mientras que los machos a los 15 m. Las cópulas ocurren durante todo el año, las hembras pueden copular con varios machos. El período de gestación es de 10 a 11  meses y tienen una cría cada tres años, lactancia hasta que alcanzan los 8.5 m de longitud. Nacimientos desde junio a mediados de octubre. Las crías miden al nacer de 4.5 a 6 m. Permanecen con sus madres durante un año.

Fue la primera ballena en ser capturada con fines comerciales desde el siglo XVII hasta las primeras décadas del siglo XX. Desde 1937 se halla protegida internacionalmente. En 1984, el Congreso de la Nación Argentina declara a la ballena franca austral como "Monumento Natural". Identificación durante el avistaje por soplido en V y hacia delante, que puede alcanzar hasta los 5 m de altura. Cuando se sumerge se observa la carencia de aleta dorsal. Aleta caudal ancha. Presencia de callosidades características que permiten identificar a los ejemplares. Asoman la cabeza en forma perpendicular a la superficie del agua.

Orden Cetacea

Suborden Mysticeti

Familia balaenopteriidae

Género Balaenoptera

Especie physalus

NV: Ballena Fin o Rorcual Común.

Para la primera semana de enero de 1994, una mañana muy calurosa apareció un ejemplar juvenil de un balaenopteriidae, atribuyéndose en un comienzo a un ejemplar de ballena azul de unos 15 metros de largo (los adultos de esta especie tienen hasta 30 metros). Luego, bajo revisiones bibliografiítas y observaciones en el cráneo, se pudo determinar que se trataría de un ejemplar de Balaenoptera physalus.

Después de dos semanas de arduo trabajo pudimos rescatar el cráneo y restos vertebrales, los cuales se hallan depositados en el Museo Punta Hermengo de Miramar.Cuerpo esbelto. Coloración característica. Cuerpo y flancos negro a gris-marrón oscuro, vientre claro y cabeza con coloración asimétrica (coloración sobre el flanco izquierdo, mientras que el derecho se halla despigmentado). Cabeza triangular, región dorsal plana con quilla hasta la base de los respiraderos.

Aletas pectorales pequeñas, blancas en la región ventral. Aleta dorsal ligeramente falcada formando un ángulo menor a 40° con respecto al dorso, se ubica a un tercio de la aleta caudal. Aleta caudal ancha con escotadura bien marcada, blanca en la región ventral. Presenta 50 a 100 pliegues en la garganta que se extienden hasta la región genital. Con 260 a 480 barbas en cada mandíbula superior, oscuras con bordes blancos, de hasta 80 cm de longitud; hasta un tercio de las barbas del lado derecho presentan una pigmentación más clara. Alcanzan 27 m de longitud en las poblaciones del Hemisferio Sur, mientras que ejemplares del Hemisferio Norte llegan a medir menos de 24 m. Peso de 75 tn.

Se distribuye en aguas tropicales, templadas y polares de todos los océanos. Principalmente oceánica, también se la encuentra en áreas costeras. Se presentan en pequeños grupos de 2 a 3 animales, en ocasiones en grupos de más de 10 individuos. Predan sobre pequeños invertebrados y cardúmenes de peces. Alcanzan velocidades de hasta 30 km/h cuando son perseguidas. Emiten largos gemidos y una señal de 20 Hz.

Alcanzan la madurez sexual entre los 10 a 13 años. Las pariciones ocurren en áreas tropicales y subtropicales a mediados del invierno. Período de gestación de 11 meses, lactancia de 6 a 7 meses. La crías al nacer miden hasta 6.5 m . Soplido columnar alto, ensanchado en el extremo, alcanza los 4 a 6 m de altura. Se la confunde normalmente con la ballena Azul y la ballena Sei. Se la puede identificar de la ballena Azul si se considera la coloración, forma y color de la cabeza, tamaño, posición y tiempo de exposición de la aleta dorsal durante la inmersión; se la diferencia de la ballena Sei por la forma de la aleta dorsal.

Cráneo exhibido en el Museo de La Plata. Recuperado en Miramar en 1891.

Orden Cetacea

Suborden Mysticeti

Familia balaenopteriidae

Género Balaenoptera

Especie musculus

NV: Ballena Azul

En 1997, un equipo de colaboradores del Museo Punta Hermengo, recuperaron el cráneo parcialmente completo y otros restos menores de un enorme ejemplar de Balaenoptera musculus, cuya parte posterior del cráneo tiene un ancho de 3,4 metros. El mismo fue extraído de un médano, a unos 10 Km. al S.E de la localidad de Mar del Sur. Su estado de conservación precaria y otras características en la superficie ósea, hace pensar que se trataría de un individuo que encallo en esa zona en 1930, corroborada por testigos ocasionales de la época. Este animal seguramente supero los 28 metros de largo (MPH 018).

Cuerpo alargado. Aletas pectorales alargadas con extremos en punta. Aleta dorsal pequeña (31 cm), triangular o falcada, ubicada sobre las tres cuartas partes del dorso. Aleta caudal ancha y triangular. Cabeza alargada en forma de U, prominencia (quilla) desde el extremo del rostro hasta las narinas. La cabeza de color azul uniforme, flancos y dorso moteado; existe variación en la coloración. Presenta 55 a 88 pliegues en la garganta que se extienden hasta la región genital. Con 270 a 395 barbas en cada mandíbula superior, negras, de hasta 100 cm de longitud. Alcanzan 23 a 27 m de longitud, en áreas antárticas se han encontrado ejemplares de hasta 33 m, hembras mayores que los machos. Peso de 160 tn.

Distribuidos en aguas polares y tropicales. Oceánicos, se acercan a áreas costeras durante los períodos de alimentación y reproducción. Hay animales residentes en algunas áreas, mientras que otros presentan rutas migratorias. Gregarios, en grupos pequeños de 2 a 3 animales o en manadas de hasta 30 animales. En el Hemisferio Sur se alimenta de krill. Emiten gemidos largos, que pueden durar hasta medio minuto, a muy baja frecuencia y a una potencia de 188 decibeles. Reproducción: Madurez sexual entre los 7 a 12 años. Cópulas en aguas cálidas. Período de gestación de 10 a 12 meses, lactancia de casi un año (consumen 380 l de leche al día, ganando unos 90 kg de peso). Las crías al nacer miden 7 m y pesan de 2 a 3 tn.

Emerge casi horizontal, observando los orificios nasales y la región dorsal al mismo tiempo. Se observa la aleta dorsal después del soplido. Soplido alto y delgado de hasta 9 m de altura. Cabeza con forma de U. Se la confunde normalmente con la ballena Fin, pudiéndose identificar si se considera la forma de la cabeza, color de las barbas y aleta dorsal.

Orden Cetacea

Suborden Mysticeti

Familia Balaenopteridae

Género Balaenoptera

Especie acutorostrata

NV: Ballena Minke

La aparición de un ejemplar juvenil de una ballena minke (Balaenoptera acutorostrata) a 19 kilómetros al sur de la ciudad de Miramar, en el paraje “Rocas Negras”, durante el mes de febrero de 1997. Se trataba de un ejemplar de 4 metros de largo (los adultos tienen 8 metros). Se recupero el esqueleto completo y barbas. (MPH 015). Cuerpo compacto. Cabeza en punta, angosta y triangular, parte media prominente con una única quilla. Aletas pectorales delgadas, con extremo en punta. Aleta dorsal pequeña de forma triangular, sobre una joroba o giba, situada en el tercio posterior del cuerpo. Aleta caudal ancha y con bordes posteriores aserrados.

Color gris oscuro a negro en el dorso, vientre blanco, aunque existe una gran variación en estos patrones de coloración en las diferentes poblaciones. Aletas pectorales y aleta caudal con coloración variable, desde el blanco hasta el negro en forma homogénea. Presenta 14 a 35 pliegues en la garganta que se extienden hasta la región genital. Con 270 a 400 barbas en cada mandíbula superior, negra a verdosa, de hasta 60 cm de longitud. Alcanza 11 a 16 m de longitud. Peso de 35 tn. Se distribuye desde zonas tropicales a polares, en ambos hemisferios. Solitaria o en grupos de 4 a 5 ejemplares.

En áreas de alimentación pueden congregarse hasta 20 individuos, mientras que en áreas reproductivas se pueden concentrar hasta 100 ejemplares. Se alimenta de krill y pequeños cardúmenes de peces. Utilizan la técnica de producción de burbujas y cooperación para capturar su alimento. Emite secuencias largas y complejas de diferentes sonidos denominados "canción", que puede durar hasta diez minutos. Una vez finalizada la secuencia, se repite cíclicamente. Las canciones son conocidas en las áreas de reproducción en aguas cálidas, mientras que en las zonas de alimentación emiten segmentos sonoros aislados.

Madurez sexual a los 8 a 12 años de edad. Cópula en áreas tropicales. Paren en aguas costeras, una cría cada dos años. Las crías miden al nacer 4.5 a 5 m de longitud, pesando 300 kg y un período de lactancia de 8 a 12 meses. Soplido alto, amplio y denso, alcanza 3 m de altura. Saltan fuera del agua, dejando visible los pliegues ventrales, debido a que caen sobre su dorso. Suelen ser vistas flotando, con la aleta pectoral en posición perpendicular a la superficie del agua. Se identifica a cada ejemplar usando fotografías de las marcas distintivas de la cola. Se la confunde normalmente con el cachalote, pudiéndose identificar si se considera la forma y patrón de coloración de la aleta caudal y la forma del soplido.

Orden Cetacea

Suborden Mysticeti

Familia Balaenopteridae

Género Baleanoptera

Especie borealis

NV: Ballena Sei

En agosto de 2004 se conoció la noticia de la varadura de una ballena en la localidad balnearia de Mar del Sud, 15 kilómetros al sur de la ciudad de Miramar. El ejemplar joven de 14 metros de largo y cerca de 20 toneladas de peso fue recuperado para nuestra institución. (Foto de tapa del presente Boletín). Así mismo se tomaron muestras de tejidos para análisis de ADN entre otros, a cargo del Centro de Biología Marina de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Se recupero el esqueleto completo, tejidos y barbas, preservado en el Museo Municipal Punta Hermengo (MPH 016). Por lo que sabemos, es el segundo ejemplar completo que se conoce en el mundo. El único antecedente que se conoce con estas características, es un ejemplar hallado en la playa de Little Creek y recuperado por Virginia Marine Science Museum en Diciembre de 2004. Se trataba de un ejemplar macho de 11,50 m de longitud y 30 toneladas de peso. A diferencia del ejemplar recuperado en Miramar (Agosto de 2004), tiene toda la cavidad abdominal fracturada.

Otros antecedentes, los cuales se perdieron son en la Bahia de San Vicente de Chile, donde varo un ejemplar hembra en octubre de 2003, pero al no poderse procesar correctamente, se desecho el animal en mar abierto. La Ballena hallada en la localidad de Mar del Sud, a 16 kilómetros de la ciudad de Miramar (Argentina) correspondiente a la especie Ballena Sei (Balaenoptera borealis) encontrado en la primera semana de agosto en Uruguay, fue arrojada nuevamente al mar, encontrada dos semanas después en nuestra costa la cual se halla en nuestra colección (MPH 016).

Cuerpo alargado. Cabeza plana con quilla única. Rostro arqueado con el extremo curvado hacia abajo. Aletas pectorales cortas y puntiagudas. Aleta dorsal alta, fuertemente falcada, ubicada en el tercio posterior del dorso. Color gris oscuro, vientre con área blanquecina. Dorso a menudo con cicatrices, piel con reflejos de color metálico. Presenta 32 a 60 pliegues en la garganta que se extienden hasta la región anterior del ombligo. Con 219 a 402 barbas en cada mandíbula superior, oscuras con bordes finos gris a blanco, de hasta 60 cm de longitud. Alcanza 18 m de longitud. Peso de 30 tn. 

Se distribuye desde zonas tropicales a polares, especialmente en zonas templadas de latitudes medias. Oceánica, rara vez se la encuentra en áreas costeras. Gregarias, manadas de 2 a 5 individuos, en áreas de alimentación con abundante disponibilidad de alimento se pueden encontrar manadas con mayor número de individuos. Se alimenta sobre presas de pequeño tamaño como copépodos, krill, calamares y peces. Alcanzan velocidades de hasta 38 km/h.

Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 13.5 a 14 m de longitud, mientras que los machos a los 13 m . Las pariciones ocurren en zonas de baja latitud a mediados del invierno. Período de gestación de 12 meses, lactancia de 9 meses. Las crías al nacer miden 4.5 a 4.8 m de longitud, pesando 750 kg. Soplido con forma de cono invertido de 3 m de altura. Cabeza, dorso incluyendo la aleta dorsal visible en superficie por largos períodos. Aleta dorsal de posición horizontal en el momento de la respiración. Se la confunde normalmente con la Ballena Azul, la Ballena Fin y la Ballena de Bryde.

Se la puede identificar de la Ballena Azul por el tamaño, la altura del cuerpo, forma y posición de la aleta dorsal. Se la puede identificar de la Ballena Fin por la coloración, natación, modo de inmersión y soplido; mientras que de la Ballena de Bryde se la diferencia porque esta última presenta una aleta pectoral pequeña (46 cm) y en punta, además de presentar tres quillas en la cabeza.

Otros restos en el Museo

Aparte de la presente lista de mamíferos marinos completos y cráneos, el Museo Municipal resguarda dentro de sus colecciones, otros restos pertenecientes a Cetáceos de varias familias, destacándose fragmentos de cráneo, costillas, omóplatos, vértebras entre otras.

Conclusión

El Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo de Miramar, posee una de las colecciones más interesantes y completas de mamíferos marinos en la Republica Argentina.Se destacan tres géneros de Pinnipedos, Cinco géneros de Odontoceti y cuatro de géneros de Mysticeti, Tal vez no sean muy numerosos los ejemplares aquí tratados, pero se caracterizan por estar completos, en algunos casos de varias edades y otros por ser únicos o escasos.

De las presentes especies que se discutieron, se destacan Tursiops gephyreus (Odontoceti), por tratarse de uno de los pocos preservados completos en nuestro país, y por tratarse del ejemplar mas adulto conocido, y Baleanoptera boreales (Mysticeti), por tratarse del primer ejemplar completo y el tercero preservado en el mundo. (Por lo menos hasta el cierre de este boletín).

Por ahora, solo se exhiben una pequeña parte de la colección, mientras otras se hallan depositadas para la consulta científica, y para alguna futura exposición en un edificio mas adecuado para ello.

Agradecimientos

Los autores desean agradecer, a todas las personas que colaboraron en las distintas tareas de recuperación de ejemplares y preparación de los mismo. Autoridades de la Municipalidad de General Alvarado.

Al Dr Diego Rodríguez, del laboratorio de Mamíferos Marinos del Departamento de Ciencias Marinas, de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad Nacional de Mar del Plata.

Bibliografía Sugerida

Barnes, L. G. 1994. The evolutionary history of the whales and dolphins. Annu. Rev. Earth Planet. Sci. 1994. 22: 419-455.

Bastida, Ricardo y Rodríguez, Diego. (2003). Mamíferos Marinos de Patagonia y Antartida. Editorial Mazzini.

Boh, Daniel. (1996) Ballenas y cia I. Revista El Faro. Asociación Ecológica Océano de Miramar. 5: 4 - 5.

Cabrera, A. 1926. Cetáceos fósiles del Museo de la Plata. Revista del Museo de la Plata 29: 363-411

Geraci, J. R. y V. Lounsbury. 1993. Marine Mammals Ashore, a Field Guide for Strandings. Texas A&M Sea Grant Publication, 304 pp. EE.UU.

Lichter, Alfredo y Hooper, Ana. 1983. "Guía para el reconocimiento de cetáceos del Mar Argentino" Fundación Vida Silvestre Argentina.

Lichter, A., A. 1992. Huellas en la Arena, Sombras en el Mar, (los mamíferos marinos de la Argentina y la Antartida). Ediciones Terra Nova. 284 pp.


MacDonald, D. 1991. Mamíferos Marinos, Ballenas, Focas, y delfines. En Animales del Mundo. Editorial Folio.151pp.

Magnussen Saffer, Mariano. 2005. Naturaleza Pampeana, pasado y presente. Libro Digitalizado. Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo de Miramar, Prov. Buenos Aires, Argentina.


Miramar y una de las Ballenas más grandes del mundo.

Por Daniel Boh, Titular del Museo Municipal Punta Hermengo. Publicada en la Revista Espigon de Miramar.

Pocos saben que el gigantesco cráneo de Ballena Azul (Balaenoptera musculus), que se exhibe en el Museo de La Plata,  fue hallado en inmediaciones de nuestra ciudad en 1897.  La Ballena Azul es el animal más grande de todos los tiempos ya que algunos ejemplares han superado los 30 metros y 190 toneladas de peso. Tal es el caso que nos ocupa, ya que la ballena de Miramar tenía ¡ 32 metros de largo!

El investigador a cargo de este caso fue el naturalista de origen francés Fernando Lahille y su trabajo de investigación nos muestra las grandes dificultades para realizar estas tareas, especialmente en esos tiempos.  Este científico fue uno de los más importantes que contó nuestro país, quien ocupó diversos cargos en instituciones y ministerios. Además poseía un raro sentido del humor que a veces se dejaban ver en sus trabajos.

El 23 de septiembre de aquel año, es avisado por un amigo de Mar del Plata, el señor M. F. Müller, quien le informa de la presencia de un gran cetáceo sobre la playa al sur del límite con General Alvarado.  Luego de dos días de travesía en tren y más tarde  en galera llega a nuestra ciudad, a la que describe como una villa con gran futuro.  Allí se entera que aún quedaban 10 kilómetros  para llegar al lugar del hallazgo, un poco más al sur del arroyo La Totora.  En el lugar, el día 27, se encuentra con un gran cuerpo que correspondía a una hembra (las hembras son más grandes que los machos en los cetáceos) ubicada paralelamente a la costa y en el borde de la playa.

Entonces decide que es un ejemplar demasiado extraordinario para dejarlo ahí, por lo que inmediatamente se pone a buscar gente que pueda ayudarlo en esa tarea. La búsqueda fue difícil ya que nadie quería acercarse debido al olor a putrefacción, solicitando además sumas exageradas para realizar la tarea. Los que finalmente se animaron fueron algunos voluntarios muy jóvenes de Miramar, entusiasmados con la aventura.  

Lamentaba el investigador que, a pesar que el pueblo se encuentra al borde del mar, no había pescadores con barco, los cuales podrían haber sido muy útiles. Otro problema también era la altura de los médanos, 35 metros por 700 metros de largo, lo que dificultaba el uso de los caballos que debían arrastrar la carga.  De todos modos con la llegada de algo de equipo desde Mar del Plata , como poleas y sogas, lograron que lentamente las partes fueran arrastradas a lugar seguro para poder acercar algún carruaje. Allí fueron convenientemente embaladas y llevadas en chatas hasta el ferrocarril de la vecina ciudad, para su destino final, el Museo de La Plata.  Si bien algunas piezas se perdieron;  por ejemplo el 2 de octubre, debido a una fuerte marejada se perdieron la mayoría de las barbas y algunos huesos que luego deberían ser reconstruidos en yeso.

Las colosales dimensiones del animal sólo permitieron la exhibición del cráneo, el cual está en el hall de entrada de dicho museo, aunque existió un plan para edificar una sala especial. El mismo sigue actualmente  en exhibición y sus dimensiones son interesantes de describir: 6, 30 metros de largo y 3, 20 metros en su parte más ancha y un metro de alto.

Mientras tanto en nuestra zona, se perdieron un gran negocio, ya que las fábricas de jabón de Buenos Aires pagaban 4 Francos los diez kilos de grasa de ballena, pero el trabajo de derretirla no fue posible debido a la falta del combustible necesario .  Antiguamente se usaba la bosta de las vacas para hacer funcionar las salamandras y cocinas económicas, pero  el autor cuenta que en el lugar sólo se contaba con excremento de oveja.

Si bien, estamos viendo el paso de las ballenas Francas por nuestras costas desde principios de los años 90, nuestra región desde sus inicios ha sido punto de hallazgo de las mismas en sus playas, sólo comparable con la zona de Tierra del Fuego. Este relato es uno de varios que hemos recopilado para que conozcamos la importancia científica de la zona.

Fuente: 

Ostéologie du Baleinòptere de Miramar, par F. Lahille. La Plata, Talleres de publicaciones del Museo. La Plata 1898.


La franciscana, un delfín con problemas.

Por Daniel Boh, Titular del Museo Municipal Punta Hermengo. Publicada en la Revista Espigon de Miramar.

Desde principios de este año se han recibido noticias sobre el hallazgo de ejemplares de delfines Franciscana  en las playas de nuestro distrito. Por ejemplo durante la temporada pasada fueron varios avistamientos y en mayo último apareció uno en las playas centrales. En todos los casos se trataban de animales sin daños visibles y aspecto saludable, por lo que se supone que fueron atrapados por las redes de los pesqueros que no toman las precauciones para que esto no suceda.

Varios de ellos fueron destinados al Museo Municipal Punta Hermengo de nuestra ciudad para su futura exhibición y estudio; además se ha informado a los organismos que investigan cetáceos y otras formas de vida marina. El Delfín Franciscana (Pontoporia blainvillei) es el más pequeño de los delfines y de todos los Cetáceos. Su largo máximo en los adultos es de 1,5 metros y un peso de 50 kilos. Su coloración es castaño grisáceo con el vientre más claro, haciéndose más blancuzco con la edad .

   

Su pico u hocico es el más largo en proporción a su tamaño y el de mayor cantidad de dientes ya que supera las cien piezas en cada maxilar. Las aletas dorsales son grandes en proporción a su cuerpo y de forma redondeada. Otra particularidad es que son los únicos Cetáceos que pueden vivir tanto en agua dulce como salada, de ahí que también se los denomine Delfín del Plata, siendo considerado un tipo de delfín de agua dulce que logra vivir en el mar. Su distribución geográfica es desde el sur de Brasil hasta Bahía Blanca en aguas templadas y poco profundas alimentándose de peces, crustáceos y calamares. 

Se considera que son de hábitos solitarios, aunque se pueden ver pequeñas manadas de unos 5 individuos pero gran parte de su forma de vida es aún desconocida. En nuestras costas hemos podido observar varios ejemplares juntos en inmediaciones del arroyo Chocorí,  Centinela del Mar y frente al Vivero de Miramar muy cerca de la costa. También existe un relato de observadores que los vieron entre las patas del viejo muelle como escondiéndose de algún depredador.

Este delfín es una especie muy amenazada por la contaminación, disminución de presas y últimamente se está observando un aumento de ejemplares muertos por quedar atrapados en las redes de los barcos de pesca. Recientemente se están estudiando diversos sistemas para que los delfines y tortugas marinas puedan detectar su presencia o logren escapar con facilidad de las mismas, proponiéndose concursos para tal fin.

   

Es posible que queden atrapados por la redes unos 500 ejemplares por año, siendo que aparentemente coincide la temporada de pesca costera artesanal en primavera y verano con su época de reproducción, momento en el que aparentemente se acercan mucho a la costa. Po otra parte también es cierto que los pescadores cuando advierten que han atrapado a alguno, tratan de desenredarlo aunque la mayoría de las veces no hay éxito en la tarea. Además se lo considera como un hecho de mal augurio.

Dentro de un proyecto para declarar como reserva natural el área entre Mar del Sud y Centinela del Mar y si es posible, Lobería, se propone también la creación de un sector protegido en el mar en donde no se puedan acercar embarcaciones que usen redes para la pesca y otras actividades perjudiciales para la naturaleza.

Bibliografía Sugerida

Bastida, Ricardo y Rodríguez, Diego. (2003). Mamíferos Marinos de Patagonia y Antartida. Editorial Mazzini.

Lichter, Alfredo y Hooper, Ana. 1983. "Guía para el reconocimiento de cetáceos del Mar Argentino" Fundación Vida Silvestre Argentina.

Lichter, A., A. 1992. Huellas en la Arena, Sombras en el Mar, (los mamíferos marinos de la Argentina y la Antartida). Ediciones Terra Nova. 284 pp.


MacDonald, D. 1991. Mamíferos Marinos, Ballenas, Focas, y delfines. En Animales del Mundo. Editorial Folio.151pp.

museo miramar argentina museo miramar argentina museo miramar argentina museo miramar argentina

museo miramar argentina museo miramar argentina museo miramar argentina museo miramar argentina 

Usted es nuestro lector numero: que visita nuestra Pagina Web

 

Volver a Notas de Divulgación

Volver al Museo de Ciencias Naturales

Pagina Inicial  I  Agregar en Mis Favoritos  I  Quienes colaboran con el Museo  I  Conoces Miramar?  I  Salir 

A estas empresas y particulares les interesa la preservación y divulgación del patrimonio natural e histórico del Partido de General Alvarado.

Copyright © 2003- Museo Municipal "Punta Hermengo" de General Alvarado. Todos los derechos reservados.

www.museodemiramar.com.ar           museomiramar@gmail.com  

 
Inicio del Museo
Área de Cs Naturales
Área de Histórica
 

En tu Facebook

se el primero de tus amigos

 
 

 

It selects Language

 

+  idiomas / + Language

 

 

 

 
SOLO  SE
EXHIBE  EL
10 %
DE  LA
COLECCIÓN
TOTAL  DEL
MUSEO
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
SOLO  SE
EXHIBE  EL
10 %
DE  LA
COLECCIÓN
TOTAL  DEL
MUSEO
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
SOLO  SE
EXHIBE  EL
10 %
DE  LA
COLECCIÓN
TOTAL  DEL
MUSEO