miramar argentina miramar argentina miramar argentina miramar argentina miramar argentina miramar argentina

museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar

 

La Era de Hielo. Del Cine a la Sala de Nuestro Museo.

 

Una renovada exhibición donde se compara los divertidos personajes de "La Era de Hielo" con los restos fósiles recuperados por el Museo Municipal Punta Hermengo en nuestra ciudad y zona.

 

 

La Era de Hielo; desde la gran pantalla a la sala del museo.

Por Mariano Magnussen Saffer. Museo Municipal Punta Hermengo. Grupo Paleo. marianomagnussen@yahoo.com.ar.

Tomado de; Magnussen Saffer, Mariano (2015). La Era de Hielo; desde la gran pantalla a la sala del museo. Paleo Revista Argentina de Paleontología. Boletín Paleontológico. Año XIII. 127: 16-28. Con adaptaciones para este sitio

El Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar, desarrolla desde hace un tiempo en su sala de paleontología regional, una significante muestra educativa y gratuita que compara a los integrantes de la película La Era de Hielo con las verdaderas criaturas prehistóricas que habitaron en la región pampeana argentina, que seguramente, inspiraron a los creadores de este gran éxito animado.

Ice Age (titulada Ice Age: La edad de hielo en España y La era de hielo en Hispanoamérica) es una película estadounidense de animación del año 2002-2016 creada por Blue Sky Studios y lanzada por 20th Century Fox. Fue dirigida por Chris Wedge y Carlos Saldaña, y se conocen cinco sagas hasta la fecha.

Se proyectó junto al corto previo Gone Nutty (traducido como Bellotas), protagonizado por una ardilla dientes de sable llamada Scrat que busca y almacena obsesivamente bellotas, y que aparecerá también en el resto de películas de la serie.

La película comienza hace 20.000 años durante la era glacial, mostrando a Scrat, una pequeña ardilla que busca un lugar para guardar su bellota, al encontrar un lugar, forma todo una grieta haciendo que la ardilla termine escapando con su Bellota, al salir con vida, Scrat se alegra de que se encuentre de vuelta con su Bellota, pero luego termina siendo aplastado por los animales que caminan. Los animales migran hacia el sur, a tierras más cálidas. Sin embargo, Manny, un mamut malhumorado, va en otra dirección por no hacer lo que hacen todos.

 

Poco después conoce a Sid, un perezoso gigante torpe, charlatán y bromista, que huye de dos brontotéridos que lo quieren matar tras haber arruinado su almuerzo (una ensalada de diente de león). Manny decide salvar a Sid porque, según sus propias palabras, “detesta a los animales que matan por placer”. Una vez salvado, Sid decide seguir junto a Manny para escapar de los brontotéridos que lo amenazan a lo lejos, a pesar de que Manny le insiste en que lo deje en paz. Paralelamente, un siniestro tigre dientes de sable llamado Diego tiene la misión de robar a un bebé llamado Roshan, que es el hijo del cazador humano que mató a la mitad de su manada.

Entre los animales que se observan allí, podemos encontrar a las especies fósiles Mammuthus primigenius, Megatherium, Smilodon, Ardilla dientes de sable (posiblemente Argyrolagus como forma parecida), Glyptodon, Homo sapiens, Dodo, Macrauchenia, Tyrannosaurus, Eurotamandua, Embolotherium, Arsinoitherium (Posiblemente), Moeritherium, Lobo Terrible, Buey almizclero, Spinosauridae sin identificar (Posiblemente Suchomimus), Gigantopithecus, Liebre prehistórica sin identificar, Perezoso (Folivora) entre otros.

Debemos aclarar, que estos animales representados en las cinco sagas, en su mayoría, no se conocían entre si, mejor dicho, no son todos de la edad de hielo, ya que algunos son primitivos, y no vivieron en el  Pleistoceno, y otros, son de distintos continentes.

Tengamos en cuenta que se trata de una película animada para niños y que tuvo buen éxito con los adultos, y no estamos hablando de un documental estrictamente educativo, he mas, en la segunda versión aparecen dinosaurios, que se habían extinto 65 millones de años antes que sucediera la edad de hielo, pues, los dinos son muy marketineros, y siempre venden. Pero nuestros raros mamíferos también son ampliamente conocidos a partir de esta película.

Una nueva exhibición del Museo Municipal Punta Hermengo es la propuesta que el organismo pensó para sorprender a su público. Las verdaderas bestias prehistóricas que dieron origen a Scrat, Manny, Sid y Diego, los cuatro personajes principales de la película “La Era de Hielo”, alguna vez deambularon por la ciudad de Miramar y gran parte del territorio argentino y sadamericano, otras eran criaturas similares y hasta más asombrosas.

El Museo Municipal “Punta Hermengo” de Miramar preparo una exhibición especial para conocer los fósiles de La Era de Hielo, a partir de campañas de búsquedas e investigación cuyas bases se encuentran en rigurosos estudios de excavaciones paleontológicas realizadas por instituciones científicas del país y de la institución local.

La exhibición especial que interactúa con los restos fósiles originales de las grandes criaturas prehistóricas que vivieron en Miramar y que se extinguieron hace 10 mil años antes del presente, y su relación directa con los personajes de la Era de Hielo en la gran pantalla , llevando directamente al visitante mediante la combinación de elementos ilustrativos, información breve, precisa y las piezas de origen paleontológico orgullo del museo, a una época difícil de imaginar.

La imperdible exhibición integrará por fósiles originales y modelos que permitirán conocer la increíble diversidad de animales que alguna vez habitaron la ciudad balnearia, conformada por colecciones de fósiles de gigantescos elefantes, dientes de sable, grandes perezosos, animales pequeños y demás.

Durante la exhibición se descubre el origen de cada una de estas especies, sus hábitos alimenticios y forma de vida, a través de paneles explicativos con contenidos didácticos e ilustrativos, cuya información dará a conocer el origen de la vida, los cambios de la corteza terrestre, las eras geológicas y la teoría de la extinción de los mismos.

La idea surgió luego de una nota televisiva para el programa “Vivo en Argentina” de la Tv Publica, donde personal del Museo de Miramar, mostraba y explicaba los fósiles hallados en la zona. Cuando llego el momento de mostrar el cráneo de un perezoso gigante llamado Scelidotherium leptocephalum, de modo explicativo y didáctico, se lo ilustro con la imagen de “Sid” el perezoso gigante y simpático de la película. De este hecho casual, el museo ideo y reorganizo la muestra de paleontología local.

La muestra fue montada para ser exhibido durante las vacaciones invernales de 2012. Debido a su éxito, lleva casi 4 años, siempre con variantes y nuevos materiales. Los niños, y sobre todos sus padres gustosos y agradecidos  por las excelentes explicaciones, aprendiendo en familia como fue nuestra propia edad de hielo, y siendo pionera en su estilo, a pesar del poco espacio y en recursos económicos.

Scrat, la ardilla de dientes de sable.

Empezaremos por el verdadero protagonista y desencadenante de la historia en la película. Se trata del pequeño Scrat, la ardilla de dientes de sable, que en realidad es un animal que invento Ice Age. Scrat, es un nombre de una mezcla de squirrel+rat, es decir de ardilla+rata, a la que han añadido unos comillos largísimos, "dientes de sable", típicos de algunos carnívoros prehistóricos, que veremos mas adelante. Pero Scrat no puede ser un roedor debido al tipo de dentición que tiene, típica de un carnívoro, ya que posee dos caninos (colmillos) y no dos insicivos centrales, como ratones y conejos por dar un ejemplo mas domestico.

Scrat podría estar basado o inspirado en el pequeño mamífero insectívoro prehistórico Leptictidium, del que se conocen restos bien preservados del mismo, e hicieron algunas modificaciones para hacerlo aun más simpático. Este ultimo si era un animal vegetariano, aunque tal vez no comiera bellotas. Pero como la realidad supera la ficción, recientemente se dio a conocer a Cronopio dentiacutus, un pequeño mamífero que vivió a la sombra de los dinosaurios en lo que es hoy la Patagonia argentina, y cuya descripción se publico la revista Nature.

Con unos 10 a 15 centímetros de largo, ojos grandes, aparentemente adaptados para una visión nocturna, y un delgado hocico armado con prominentes caninos, el cronopio no sólo viene a demostrar que la biología puede ser mucho más creativa que los guionistas de Hollywood.

Localmente este pequeño animal lo podríamos encuadrar con un mamífero marsupial, el cual reconocemos con el nombre científico de Argyrolagus, que vivió en nuestra región en  el Plioceno.

Fue un pequeño mamífero marsupial de tamaño pequeño, como un ratón (aprox. 40 cm de largo), emparentado con los actuales canguros de Australia y las zarigüeyas de América del sur. Su apariencia es muy semejante a las actuales ratas canguros de Egipto.

Tenia largas patas traseras y brazos cortos. Sus mandíbulas eran con apariencia rodariforme. Tal vez, tuvo orejas largas, pero estas no se han preservado como fósiles. Se alimentaba de vegetales e insectos y probablemente tuvo hábitos crepusculares o nocturnos. Sin embargo, Argyrolagus fue parte de una evolución notable e independiente que tuvo lugar en Sudamérica durante los últimos 70 millones de años, cuando esta quedara aislada del resto de las masas continentales y se desarrollara una fauna única y que no se repitió en otras partes del mundo.

Estos marsupiales, mamíferos con bolsa, habían ocupado nichos ecológicos que en otras partes del mundo estaban ocupados por mamíferos placentarios. El primer hallazgo se realizó en el yacimiento de Monte Hermoso, al sur de la provincia de Buenos Aires. Es curioso que el nicho ocupado por Argyrolagus, no fuera ocupado por otra especie.

Manny, el mamut testarudo.

Al igual que Ellie y el resto de la manada pertenecen a la especie Mamuthus primigenius o mamut lanudo. Estos enormes antecesores de los elefantes comenzaron a extinguirse hace unos 12000 a 8000 años antes del presente, también durante la edad de hielo. Pero en nuestra región estaba representado por el Mastodonte.

Era un megamamifero que emigro desde el norte en "El gran cambio biótico Americano", encontrando en América del sur un nuevo lugar para expandirse. Fue un Proboscideo (que posee trompa) al igual que el extinto Mamut y el actual elefante. Era herbívoro y llegaron a tener una masa corporal de 3,5 toneladas y unos 4 metros de altura. Habitaron lugares abiertos y pantanosos, donde sus huesos se iban incorporando al sedimento a medida que morían. Los hallazgos de restos fósiles de antiguos elefantes son algo escasos.

En América del Sur, los elefantes prehistóricos están representados por el Mastodonte, y pertenecen a dos tipos diferentes, que los paleontólogos incluyen en los géneros Cuvieronius (dedicado al naturalista francés George Cuvier, el primero en describir un mastodonte) y Stegomastodon (mastodonte con defensas). Hasta ahora, el género Stegomastodon es conocido en la Argentina por una única especie: Stegomastodon platenses, cuya distribución más austral es la provincia de Buenos Aires.

Sid, el simpático y divertido perezoso.

El personaje mas divertido de la película es Sid, que parece ser un perezoso terrestre, emparentados con los actuales perezosos arborícolas, pero de tamaño mayor. Durante el Pleistoceno hasta fines de la edad de hielo, vivió un perezoso gigante muy común, que reúne varias características que lo asemejan a Sid, se trata de Scelidotherium.

Los primeros restos fósiles atribuidos a esta especie fueron descubiertos por Charles Darwin en su viaje del Beagle en la localidad de Bahía Blanca. Basados en restos del cráneo, vértebras y costillas, Richard Owen lo bautizo como Scelidotherium en 1840.

Tenía 1,7  metros de alto y 3,5 de largo. Su peso estimado es de una tonelada. El cráneo es alargado, bajo y estrecho, con un rostro proyectado hacia adelante. Su alimentación consistía de vegetales que hallaba en áreas secas. Investigadores del Museo de La Plata, habían realizado estudios biomecánicos en los huesos de las patas delanteras de Scelidotherium, concluyendo que estos extintos animales estaban plenamente capacitados para emplear sus fornidos brazos para cavar.

La robustez de cada uno de sus huesos, así como las amplias manos en forma de palas, son coherente con este comportamiento de superexcavadores. Se pudo saber que estos enormes mamíferos cavaban madrigueras, las cuales realizaban para refugiarse, o bien para invernar, ya que es posible que tuvieran un metabolismo muy bajo. En el año 2002 se hallo en Miramar una paleocueva, con galerías, dos cámaras y garras marcadas en paredes y techos.

En el año 2004, se hallo el esqueleto casi completo de una hembra adulta abrazando a su posible cría, preservado en el Museo Municipal Punta Hermengo de la ciudad de Miramar, un hallazgo único. Este animal de notables proporciones desaparece del registro fosilífero hace unos 7 mil años atrás. Las especies de este género habitaron en espacios abiertos, parcialmente arbolados, de climas templados.

En el año 2004, se hallo el esqueleto casi completo de una hembra adulta abrazando a su posible cría, preservado en el Museo Municipal Punta Hermengo de la ciudad de Miramar, un hallazgo único. Este animal de notables proporciones desaparece del registro fosilífero hace unos 7 mil años atrás.

Las especies de este género habitaron en espacios abiertos, parcialmente arbolados, de climas templados. Durante el Pleistoceno más tardío se lo encuentra también en ambientes de altura, compatibles con condiciones ambientales templado-frías, entre 2.000 y más de 3.000 m, específicamente en las localidades de Las Juntas, Catamarca y Lauricocha, Perú, aunque es importante mencionar que en este último sitio existen evidencias que los restos fueron llevados allí por el hombre.

Diego, el tigre de dientes de sable.

Los felinos de dientes de sable eran unos depredadores fácilmente identificables por sus enormes colmillos, que les dan nombre. También son Smilodon, como Diego, los demás integrantes de su clan en la primera película, Soto, el jefe, Zeke, Oscar y Lenny. Diego, a pesar de su aspecto de carnívoro feroz y deprecatorio, es un gentil y fiel amigo de la “extraña manada”. Pero, más allá de la pantalla grande, Diego o Smilodon para los científicos, habito en casi toda América.

El tigre dientes de sable fue uno de los grandes triunfos evolutivos de los mamíferos depredadores. Smilodon significa “dientes de sable”, característica que evidencia su acentuada especialización en la cacería de presas grandes, como el megaterio y el mastodonte, enormes mamíferos hoy desaparecidos. El primer hallazgo de un smilodonte en nuestro país fue realizado por el naturalista Francisco Javier Muñiz en 1844, en la barranca del Río Luján. En 1842 un paleontólogo danés, Peter Lund, halló fósiles en unas cavernas del sur brasileño.

El Smilodon superaba el peso y tamaño que el león actual; sin embargo, sus proporciones corporales diferían de las de cualquier félido moderno. Las extremidades posteriores del Smilodon populator eran más cortas y robustas, su cuello proporcionalmente más largo, y el lomo más corto. La extraordinaria peligrosidad de este félido se debía al gran desarrollo de la parte anterior de su cuerpo y al tamaño asombroso de sus caninos superiores, que llegaban a sobresalir más de quince centímetros. A diferencia de la mayoría de los félidos, tenía un rabo corto, como el lince o el gato montés actual.

Todo su cuerpo tenía una estructura poderosa y los músculos de los hombros y del cuello estaban dispuestos de tal manera que su enorme cabeza podía lanzarse hacia abajo con gran fuerza. Las mandíbulas se abrían formando un ángulo de más de 120 grados, permitiendo que el par de los inmensos dientes de sable que tenía en el maxilar superior se pudiera clavar en sus víctimas. Los dientes de sable eran ovales en sentido transversal, lo que aseguraba una mínima resistencia cuando se hundían en su presa.

También estaban aserrados por el extremo posterior, permitiendo atravesar la carne de la víctima con mayor facilidad. Así vivió desde hace un millón de años, hasta que la llegada del hombre y la desaparición de las grandes presas provocó a su vez la extinción del tigre dientes de sable hace apenas unos 8000 años, durante la edad de hielo.

Aquí terminamos con los cuatro principales personajes de la película, y su relación con las verdaderas criaturas que habitaron la región. Pero también hay otros personajes secundarios, que vale la pena mencionar y relacionar con nuestro pasado biológico.

Los otros personajes secundarios, también de nuestra región.

Durante la escena de la migración de la primera película aparece un extraño mamífero con aspecto de tortuga, llamado Eddie, que es un gliptodonte. En la segunda película aparece otro gliptodonte llamado Stu, y una cría de esta especie llamado Billy. La especie probablemente que inspiro a los dibujantes y guionistas fue Doedicurus.

Es tal vez la familia extinguida mas popular de todos los mamíferos fósiles, cuyo nombre significa "diente tallado" (alude a la compleja forma de sus dientes). La característica principal de este grupo es su coraza, la cual no poseía bandas móviles como los armadillos fósiles y actuales propiamente dichos, lo que limitaba sus movimientos, formadas por placas óseas circulares e irregulares que embonaban como un mosaico. Patas cortas y robustas.

Al parecer no se alimentaban de hormigas como sus parientes modernos, sino de pastos y otras plantas duras. Se conocen alrededor de 65 especies de "glyptodontidos", los cuales presentan distintas formas de caparazón o del resto de su esqueleto, que ha permitido a los científicos diferenciarlos en un rango de 40 millones de años.

Doedicurus tuberculatus, fue la especie de mayor tamaño. Tenia 4,3 metros de largo y 2 metros de alto, Su cola estaba formada por cuatro anillos, un tuvo cilíndrico y en su termino una masa ósea con púas corneas, convirtiéndose en una técnica de defensa contra los habituales depredadores. Su masa estimada en vida es de 2 toneladas. Todas las especies se extinguieron sin dejar representantes vivientes hace unos 8 mil años durante la edad de hielo.

Los dos grandes animales, con aspecto de rinocerontes, que quieren matar a Sid al principio de la primera película son, por su aspecto físico, Brontotherium, aunque por su tamaño sería más acertado decir que pertenecen al género Brontops.

Aquí en nuestra región, no vivieron ninguno de estos dos géneros, sin embargo vivieron animales muy parecidos, sobre todo en tamaño y hábitos, que recuerdan a los rinocerontes o hipopótamos actuales, se trata del Toxodon.

El aislamiento geográfico de América del sur, permitió el desarrollo gradual de mamíferos muy extraños, los cuales se diversificaron ocupando  distintos ambientes. El Toxodon llego a medir unos 3 metros de largo y una masa estimada de una tonelada. El cráneo de este animal tiene un tamaño de 70 centímetros y sus mandíbulas provistas de incisivos de crecimiento continuo, cuyos esmaltes se representan en fajas longitudinales.

Se asemejaban a los actuales hipopótamos y rinocerontes, pero sin parentesco alguno, es otro ejemplo de evolución paralela o convergencia adaptativa, es decir, cuando dos especies totalmente aisladas comparten nichos ecológicos similares, desarrollando algunos rasgos morfológicos notablemente parecidos. Su hábitat estaba conformado por llanuras abiertas y frondosos pantanos, alimentándose principalmente de vegetales, los cuales, podían ser extraídos con sus mandíbulas en forma de "pala".

Se dio a conocer en el año 1916, el hallazgo de un fémur de Toxodon con una punta de proyectil incrustada en el, descubierta en la ciudad de Miramar y generando hasta nuestros días notables polémicas entre la comunidad científica, considerado un fraude de la época. Este género tiene una amplia distribución estratigráfica ya que se extiende desde el Plioceno tardío hasta el Holoceno temprano, al final de la edad de hielo. Hallazgos mas recientes en la región pampeana, demuestran que el hombre y el Toxodon coexistieron.

Los animales de cuello largo, cuerpo de camello y una pequeña trompa, vistos en la migración y en el parque acuático, pertenecen al genero Macrauchenia, concretamente a la especie Macrauchenia patachonica. Parecían desafiantes en la película, y algo indiferentes. Más allá de las diferencias de tamaño, guarda cierta semejanza con las paleoreconstrucciones.

Los primeros restos de la Macrauchenia fueron hallados por Charles Darwin en su histórico viaje a bordo del "Beagle" a comienzos de la década de 1830. Proceden de sedimentos del Pleistoceno tardío aflorantes en los alrededores de Punta Arena, en el sur de la región patagónica; fueron dados a conocer por el paleontólogo inglés Richard Owen en 1838.

Su aspecto en vida es digno de una película de ciencia-ficción, y por eso se lo aprovecho como muchos otros en Ice Age. Su nombre significa "cuello largo". Sus dimensiones eran semejantes al de los camellos actuales, pero los orificios nasales y una gran fosa elíptica señala la presencia de una trompa, algo más larga que la del tapir actual. Poseía largas patas y pies ungulados, provistos de tres dígitos.

Es probable que no corriera con mucha velocidad, ya que las proporciones de las patas traseras estaban invertidas, como ocurren con los animales no corredores, por ejemplo, la jirafa. Su alimentación estaba basada en vegetales de zonas pantanosas donde pasaba la mayor parte de su tiempo, y del pastoreo. Algunos autores han formulado la hipótesis de que estos mamíferos estaban adaptados a una vida semiacuática.

Sin embargo, sus restos han sido hallados no sólo en depósitos asociados a cuerpos de agua sino también en eólicos correspondientes a ambientes áridos y semiáridos. Los molares superiores son de sección cuadrangular de corona alta. Se extinguió a fines del Pleistoceno y principios del Holoceno.

Crash y Eddie, los supuestos hermanastros del mamut Ellie, son dos zarigüeyas, o algún antepasado de éstas. Las zarigüeyas pertenecen al género Didelphis y parientes muy cercanos de las zarigüeyas actuales. Una características de estas y que se ve fielmente reflejada en la película, es la habilidad que tienen en hacerse os muertos ante el peligro, e incluso, emanan un fuerte olor a descomposición para desalentar a cualquier depredador.

En nuestra región vivieron varios géneros muy parecidos entre si, y con relación directa a los dos personajes de la película. Uno de ellos es Thylophorops que vivió durante el Plioceno y Didelphys, durante el Pleistoceno más reciente, y compatible con la edad de hielo.

Thylophorops es un género extinto de marsupiales didelfimorfos de la familia Didelphidae, estrechamente emparentado con los géneros de zarigüeyas modernas Philander y Didelphis. Sus fósiles proceden de la provincia de Buenos Aires en Argentina. Una de sus especies, Thylophorops lorenzinii, es el mayor representante conocido de los didélfidos, con un peso estimado entre 4,7 a 7,5 kilogramos, superior al de Didelphis virginiana.

Thylophorops es un género extinto de marsupiales didelfimorfos de la familia Didelphidae, estrechamente emparentado con los géneros de zarigüeyas modernas Philander y Didelphis. Sus fósiles proceden de la provincia de Buenos Aires en Argentina. Una de sus especies, Thylophorops lorenzinii, es el mayor representante conocido de los didélfidos, con un peso estimado entre 4,7 a 7,5 kilogramos, superior al de Didelphis virginiana.

Un hallazgo recientemente publicado, señala que tal vez, un representante de Thylophorops chapadmalensis fue depredado por un Cyonasua lutaria, un pequeño carnívora parecido a los mapaches y coatíes, que también aparecen en la película, ya que ambos fueron encontrados asociados a otras especies dentro de una madriguera atribuida a un gran armadillo en el Plioceno de Miramar. También se le atribuye a este genero de marsupial, los restos de varios coprolitos (excremento fosilizado), encontrado en el interior de esta estructura.

Este grupo son adaptables a ambientes diversos, aunque preferirían las zonas arboladas, cercanas a alguna fuente de agua. Estas necesitarían disponer de un refugio seguro que les proporcionara reparo durante el día, ya que sus actividades son nocturnas, y abrigo durante el invierno, periodo que le resultaba especialmente critico ya que no toleraría bien los enfriamientos y los fuertes vientos que provenían del Pacifico. Sin embargo, no construía madrigueras. Aprovechaba los refugios naturales -cuevas formadas en las rocas y, sobre todo, los troncos de los árboles-, o bien ocupaba refugios construidos por otros animales.

En la segunda película aparece un personaje timador y rastrero, llamado Tony el rápido, que no es ni mas ni menos que un armadillo gigante, como el actual tatu carreta Priodontes maximus que aun vive en el norte argentino, o los Pampatherium, Eutatus o Propraopus, comunes en el registro fosilífero pampeano.

La familia de los "Dasipodidos" agrupa a animales cuyos cuerpos se hallan protegidos por una coraza ósea y placas dérmicas, la que se divide en dos partes, una la coraza escapular y la otra la coraza pélvica, separadas por varias bandas móviles que varían en su cantidad según la especie. En la actualidad se encuentran representados por mamíferos de pequeño tamaño como los peludos y las mulitas.

Durante la era Cuaternaria vivió una mulita gigante llamada Pampatherium, cuyo nombre significa "bestia de la pampa". Es probable que su peso fuese de unos 225 kilogramos y superaba los 2,5 metros de longitud. Poseía un caparazón con bandas móviles, lo que le permitía realizar movimientos rápidos y variados, facilitando la excavación de largas galerías donde pasaría la mayor parte de su tiempo.

Suponemos que su alimentación era variada, desde gusanos, huevos, vegetales y no desperdiciaría la carroña, demostrada por sus raros dientes. De hecho, la existencia en sus molariformes de una cresta axial de dentina compacta indicaría que los Pampaterios se alimentarían mayormente de vegetales duros, o altamente abrasivos, como las gramíneas.

Los ciervos que se pueden ver durante la migración y el pequeño del parque acuático son muy parecidos a cervidos fósiles hallados en Norteamérica, como Syndyoceras o Blastomerix, ambos del Pleistoceno de Texas.

Pero en la región pampeana también tuvimos ciervos de grandes dimensiones, ya extintos, como Morenelaphus. Es otra de las especies que llegaron a América del sur en el gran intercambio biótico americano a principios del Pleistoceno. Pertenece a la familia de los Cervidos, pero se trata de un género totalmente desaparecido y algo más grande que los representantes vivientes de la familia.

Tenían cuernos muy robustos, cilíndricos y achatados, longitudinalmente arqueados y en forma de "s" terminado en tres puntas muy filosas, ideales para la defensa. Su alimentación y comportamiento no habrá sido muy diferente a los ejemplares actuales.

En la actualidad los descubrimientos de estos mamíferos se realizaron en abundancia en la localidad fosilífera de Centinela del Mar a unos 45 kilómetros de la ciudad de Miramar, donde se halla un enorme médano "fósil" con una antigüedad estimada de 200 mil años antes del presente.

Durante la migración se pueden ver algunos insectos como los escarabajos peloteros. En la región pampeana hallar evidencias de insecto es poco frecuente, o inusual. Pero hace unos años atrás, personal del Museo Municipal Punta Hermengo hallo el cráneo de un perezoso gigante (como Sid en la película) y junto a este, se encontraba un perfecto molde de un escarabajo preservado, al cual, los investigadores identificaron como representante de la familia Tenebrionidae.

Posiblemente, este pequeño escarabajo se estaba alimentando de los restos orgánicos luego de la descomposición del cráneo hallado, como cuero y tendones sobre el hueso, y por motivos que no sabemos, murió junto a su fuente de alimento y se preservó extraordinariamente durante miles de años, guardando detalles muy íntimos de su morfología.

También durante la migración y en el parque acuático vemos a las enormes aves no voladora, junto a nidos y graciosos pichones, que le preguntan al mamut “cuando tomas agua con tu trompa, sale a mocos”.

En argentina se hallaron restos de las “aves del terror”, conocidas como  Phorusrhacos. Es un género de gigantescas aves depredadoras no voladoras que habitaron la Patagonia, de la familia de las Phorusrhacidae, conteniendo una sola especie; el Phorusrhacos longissimus. Sus parientes más cercanos en la actualidad son los de la familia Cariamidae, llamados también Seriemas o Chuñas, pero su tamaño era mucho mayor que el de éstos; siendo su aspecto más parecido al de un avestruz. Estas aves habitaron en bosques y pastizales.

Phorusrhacos situó en torno a 2,5 metros de alto y pesaba unos 130 kilos. Fue apodado el "Terror Bird" por razones obvias: es uno de los mayores carnívoros aves que jamás haya existido, y sus alas rudimentarias formadas como estructuras de brazo con garras en forma de un gancho de carnicero para presa frente, que fue asesinado luego con el pico enorme. El ave mataba de dos maneras. En primer lugar sujetando a su presa con su pico y romper contra el suelo varias veces al igual que sus parientes modernos, los chuñas.

En segundo lugar, y más espectacularmente, al golpear hacia abajo con la punta hacia abajo agudo en la parte delantera de su pico superior. Si en la posición correcta, la serie especulado, la espiga podría penetrar en el cráneo y matar instantáneamente. Tenía un cráneo enorme de hasta sesenta centímetros de largo, armado con un poderoso gancho con punta de pico. La estructura del pico y las garras grandes en los dedos demostrar que se trataba de un carnívoro.

Los buitres cantantes de la segunda película, son por su plumaje buitres negros o Aegypus monachus, aunque su anatomía es mas parecida a la del buitre leonado o Gyps fulvus. Por su ubicación en Norteamérica, deberíamos situarlos entre los buitres del nuevo mundo: zopilotes y cóndores.

En la región pampeana y sobre la edad de hielo, tenemos un representante de este grupo, muy parecido al cóndor real o jote, del genero Sarcoramphus. Fue un importante carroñero durante el Pleistoceno superior. Estos animales, actualmente viven asociados a áreas no disturbadas del bosque tropical y subtropical húmedo y subhumedo, ocupando ambientes de sabanas y pastizales solo cuando perduran parches boscosos cercanos. Difícilmente sea encontrado en áreas abiertas extensas con temperaturas invernales extremas.

Así resulto que la localidad fosilífera se halla muy alejada del límite septentrional de distribución actual de la especie, y por consiguiente, de los habitats más acordes a sus requerimientos ecológicos. La presencia de restos fósiles en esta zona contradice, al menos parcialmente, reconstrucciones paleoambientales previas que sugerían la existencia de condiciones climáticas semiáridas en el mismo lapso temporal y lugar.

La presencia de canidos en nuestra región también es conocida por varios géneros, como Canis sp. En el Museo de Miramar tenemos una rama mandibular de un ejemplar muy juvenil, he incluso, aun no le eclosionaron los dientes.

Tal vez este individuo solo vivió unas horas al nacimiento. En la primera versión de la película, se observan en varias oportunidades una jauría de lobos feroces, muy semejantes a aquellos de la región pampeana Argentina.

Canis nehringi, fue una especie de cánido extinto de gran tamaño, que vivió en Argentina durante el Pleistoceno tardío, muy poco conocida por la ausencia de fósiles. Tuvo un peso en el orden de los 31 a 40 kg. Estudios paleocológicos de la fauna del Ensenadense relacionan la extinción de varios mamíferos con tamaños mayores a los 100 kg y la desaparición de estos grandes cánidos hipercarnívoros. Perseguían activamente y capturaban mamíferos de mediano a gran porte con una masa de entre 50 y 300 kg. Deben haber depredado principalmente a los numerosos cérvidos, caballos, camélidos, y pecaríes que habitaban en esas regiones de América del Sur durante ese periodo. Tal vez incluso capturaron a ejemplares jóvenes de especies de mayor tamaño.

En la película, también parecen unos pequeños roedores. En la región pampeana hemos recuperados numerosos restos fósiles de distintas especies y de diferentes tamaños. Una de las especies más características es Ctenomys, que vivió también durante la edad de hielo.

El género Ctenomys comprende actualmente más de sesenta especies de roedores subterráneos distribuidas en América del Sur, desde el centro-oeste de Perú hasta el archipiélago fueguino. Uno de los roedores más comunes en el registro fosilífero durante la mitad del Pleistoceno y todo el Holoceno y posee semejanza adaptativas iguales a la de un topo.

En la actualidad este mismo género se encuentra representado por unas 55 especies que han colonizado distintos territorios en Sudamérica. Son conocidos por el nombre de "Tuco tuco", en las cuales se encuentran grupos de marcada afinidad morfológica y genética, lo cual señalaría que la diversidad actual. En el Plioceno, el genero representativo fue Actenomys.

En la actualidad este mismo género se encuentra representado por unas 55 especies que han colonizado distintos territorios en Sudamérica. Son conocidos por el nombre de "Tuco tuco", en las cuales se encuentran grupos de marcada afinidad morfológica y genética, lo cual señalaría que la diversidad actual. En el Plioceno, el genero representativo fue Actenomys. Su vida esta ligada principalmente a hábitos subterráneos, realizando galerías y cuevas en el suelo, cavando con sus miembros anteriores robustos y provistos de fuertes garras, como así también de sus largos incisivos. Estas galerías eran realizadas a escasa profundidad, con salidas que se encontraban taponadas con material arenoso.

Su alimentación estaba orientada principalmente a raíces y tallos duros. Su cráneo es corto y robusto y sus dientes son muy particulares, armados por incisivos largos y anchos de color anaranjado y por una hilera de tres molares por mandíbulas de forma semi-lunar. Su cabeza y cuerpo estaban formados por una sola unidad, ya que prácticamente no poseían cuello. Patas cortas y robustas y una cola corta y relativamente ancha.

Durante el Holoceno fue un animal muy común y se lo considera un "fósil guía". También se han protagonizado algunos hallazgos arqueológicos en la región pampeana o en patagonia, donde se ha demostrado que los humanos habrían especializado técnicas de captura y su posterior alimentación de estos pequeños animalitos del tamaño de un cuis pampeano o de un cobayo.

En quinta entrega aparece un camélido, es el jefe de Geotopia, llamado Shrangi-llama, que dirige dicho espacio como un lugar de retiro para hacer yoga. La manada busca a Shangri-llama para encontrar respuestas a su monumental reto, pero en vez de ofrecer sabiduría para salvar al mundo, insiste en que Manny, Diego, Sid y los otros hagan contorsiones para hacer alocadas posiciones de yoga.

En el Pleistoceno, vivió en Sudamérica y en especial, en la región pampeana un camélido gigante, llamado Hemiachenia. Las llamas y los guanacos no estaban restringidos a su presente distribución andino-patagónica, y eran habitantes frecuentes de nuestras praderas. Es un camélido oriundo de América del norte que llego a nuestras praderas hace mas de 1,5 millones de años. El registro mas primitivo de la familia Camelidae, corresponde al Plioceno de Barranca los Lobos, entre las ciudades de Mar del Plata y Miramar (Provincia de Buenos Aires, y para el Pleistoceno se hallaban bien diferenciados Hemiachenia, Paleolama y Lama. Su apariencia era semejante a la de una llama o guanaco contemporáneo, pero su altura superaba la de un camello viviente de Asia y África, unos 2,5 metros aproximadamente. Se alimentaba principalmente del pastoreo y sus restos son muy abundantes en la Provincia de Buenos Aires hasta hace unos 8 mil años.

Algunas curiosidades en la película basadas en hechos reales.

En los últimos dos millones de años la historia evolutiva de la tierra estuvo asignada por el frió. Enormes y extensos glaciares cubrían los polos, montañas por consecuencia de la abrupta caída de la temperatura.

Grandes extensiones de hielo cubrieron la mayor parte de Europa, Asia, Norteamérica y el extremo austral de la Patagonia (Argentina y Chile). Pero existen evidencias que durante el Pleistoceno hubo varios interglaciares, ósea, pequeños lapsos mas calidos. Los glaciares se forman por la presencia de extensas de agua en estado líquido evaporada, quitando humedad en la atmósfera, convirtiendo el clima en frió y seco. En Argentina los glaciares se extendieron en la zona cordillerana, especialmente sobre las provincias de Santa Cruz y Tierra del Fuego. Los glaciares no llegaron a la región pampeana, pero el frió se hizo sentir.

Algunos estudios realizados por el Museo de La Plata señalan que hace unos 20 mil años antes del presente, la temperatura era menor, entre 2º y 6º por debajo al actual, lo que infiere en la fauna y flora. Esta región era árida a semiárida durante gran parte del Pleistoceno, con oscilaciones intercaladas de calido a frió, de húmedo a sec

La primera película de “La Era de Hielo” comienza hace 20.000 años durante la era glacial, mostrando a Scrat, una pequeña ardilla que busca un lugar para guardar su bellota. Al encontrar un lugar, intenta guardar la bellota pero termina formando una grieta y termina escapando con su bellota. Al salir con vida, Scrat se alegra de que se encuentre de vuelta con su bellota, pero luego termina siendo aplastado por un Mamut lanudo, a lo que le sigue una manada gigante de varios animales de la era Glacial, como Macrauchenias, Gliptodontes entre otos.

En esta primera parte, se dan a conocer los personajes principales, como Manny, Sid y Diego, y paulatinamente se agregan otros. El argumento principal es que encuentran “un cachorro humano” y ellos lo quieren devolver a “su manada”.

Lo interesante y real en la misma, es que los humanos ya se encontraban presentes en La Era de Hielo (o edad de hielo). Los mismos ingresaron al continente hace unos 30 mil años, mientras que el registro de actividad cultural en Argentina más antiguo datado es de 14 mil años. Tengamos en cuenta que La Era de Hielo culmino entre los 10 y 8 mil años antes del presente, limite entre el Periodo Pleistoceno y Holoceno.

En la segunda película de La Era de Hielo “El deshielo” cuyo estreno fue en el año 2006, comienza con Scrat, quien se sube en un gigantesco bloque de hielo y encuentra una bellota. Él logra quitarla pero provoca unos agugeros saliendo agua del bloque. Scrat los tapa, pero al quinto aguero usa su boca lo cual se hace demasiado gordo y sale disparado perdiendo su bellota. Cae en lo más bajo hasta estar en un tobogan de hielo la cual pasa un animal y Scrat cae.

Los animales han llegado a un nuevo lugar, un parque acuático conformado por glaciares ha hecho del lugar un centro de reunión para algunos de los animales de la primera película. La Era de Hielo está por llegar a su fin y los animales se deleitan en ese nuevo paraíso en deshielo que es su nuevo mundo para aquellos que vivían cerca de los polos. Esto provocara grandes inundaciones.

<<<Huellas únicas de un dientes de sable del genero Smilodon. Museo de Miramar.

Esto ultimo quedo reflejado en sedimentos de origen marino en el continente, sobre todo el ultimo, que erosiono e ingreso al continente en zonas bajas,  ayudado por los arroyos. Los investigadores reconocen estos sedimentos como Formación Querandi, una formación geológica portadora de invertebrados, mamíferos marinos entre otros, ocurrido hace unos 6 mil años atrás.

La Era de Hielo tres, “El origen de los Dinosaurios” cuyo estreno fue en el año 2009, tuvo un sabor algo amargo con la incorporación de “Dinosaurios” para aquellos gustosos de los mamíferos fósiles del Cuaternario, pero nadie discute el marketin que provocan los dinos, además de que se trata de una película infantil, no de un documental.

Mas allá de este pequeño tropezón, en esta entrega Ellie estará preñada, causando conflictos en la manada, habrá un personaje "Solitario y con aires de Indiana Jones" que ayudará a la inusual manada a sobrevivir en el nuevo mundo de dinosaurios y aparecen nuevas criaturas prehistóricas. Entre ellos Buck, la comadreja aventurera nombrada anteriormente.

En la cuarta película de La Era de Hielo “La deriva continental” cuyo estreno fue en el año 2012, comienza con Scrat y su bellota, Scrat la entierra pero abre una montaña y termina dentro del núcleo de la Tierra, empieza a correr sobre este para atrapar su bellota, pero causa que los continentes se empiecen a formar hasta que se atora en este y sale disparado junto con su bellota. Mientras cae ve que caerá sobre el mar, así que se pone en posición para un clavado, pero se estrella en un témpano de hielo; a su vez este se divide provocando que la bellota de Scrat se aleje de él y este desesperado empieza a gritar.

La característica principal en esta cuarta película es la división de los continentes y el intercambio faunistico. En nuestra región este suceso paleogeografico esta documentado por el registro fósil. GABI, fue el suceso que acaeció durante los últimos 3 millones de años, cuando se restableciera la unión de Sudamérica con el resto del continente. Este evento geológico posibilito que la fauna de América del sur se desplazara hacia el hemisferio norte, y la de este, hacia hemisferio sur.

Así fue que hacia el norte se movilizaron los grandes Gliptodontes, Megaterios, Toxodontes etc. en tanto que los emigrantes del norte llegaron a nuestras tierras fueron los Cervidos, Mastodontes, Hippidion y carnívoros como osos y tigres dientes de sable entre otros.

El impacto de este fluido intercambio trajo aparejadas consecuencia dramáticas, como la competencia por los nichos ecológicos, la falta de readaptación, enfermedades etc, logrando la disminución de especies autóctonas, algunas llevadas  a la extinción.

La Era de Hielo cinco “Choque de Mundo”, cuyo estreno fue en el año 2016, vemos a Scrat y su mítica bellota en el espacio, donde accidentalmente desencadenará una serie de acontecimientos que amenazarán la Edad de Hielo. Para salvarse, Sid, Manny, Diego y el resto de la manada deberán salir de su hogar y embarcarse en una aventura llena de comedia y aventuras, viajando por tierras exóticas donde se encontrarán con nuevos y peculiares personajes.

Se desata un caos, esta vez a nivel cósmico. Los planetas chocan y la lluvia de asteroides amenaza con extinguir a los mamíferos que habitan la Tierra. Entre ellos, la pareja de mamuts que integran Manny y Ellie, cuya única hija -Peaches (o Morita)- no sólo ya tiene novio, sino que además planea casarse para celos de su padre, que no puede ni ver al joven pretendiente de ella. 

En la región pampeana Argentina, mas precisamente en las localidades bonaerenses de Chapadmalal y Miramar, se encuentran evidencias de un impacto de un asteroides (o varios de ellos tal vez) que ocurrió poco antes del comienzo de la edad de hielo.

En Diciembre de 1998 se dio a conocer por medio de  la  revista "Science", los resultados de los estudios realizados por  científicos Argentinos y Norteamericanos, sobre el impacto de Asteroide en Sudamérica hace 3,3 millones de años y sus posibles consecuencias para los organismos vivientes del Plioceno.  

El mismo pudo afectar el ecosistema de este sector del continente y haber contribuido con la extinción de varias especies, tanto animales como vegetales, ya que este momento coincide con la desapareció de grandes aves depredadoras, una gran parte de los marsupiales originados en el continente y una amplia diversidad de notoungulados.

El hallazgo de impactitas y tierras cocidas productos de importantes incendios, visibles solo en un nivel estratigráfico, cuyas escorias presentan cristales formados por grandes choques y altas temperaturas.

Para algunos investigadores, el impacto de este asteroide, fue el causante de sucesivas “Eras de Hielo”

Así culminamos este recorrido literario entre los personajes de una simpática película y las evidencias científicas que se conocen hasta el momento, siempre relacionándolo con la región pampeana argentina, y pudiéndose tal vez, relacionar con gran parte de América, con las mismas especies, o morfológicamente afines.

Bibliografía sugerida.

Benton, Michael. (1992). Dinosaurios y otros animales prehistóricos. Ediciones Lrousse Argentina S.AI.C.

BERMAN, W.D. 1994. Los carnívoros continentales (Mammalia, Carnivora) del Cenozoico de la Provincia de Buenos Aires. Tesis Doctoral inédita, Facultad de Ciencias Naturales y Museo, Universidad Nacional de La Plata, La Plata, Argentina.

BOND, M.; CERDEÑO, E.P. & LOPEZ, G. 1995. Los Ungulados Nativos de America del Sur. In: Alberdi, M.T.; Leone, G. & Tonni, E.P. (Eds.), Evolución climática y biológica de la región Pampeana durante los últimos cinco millones de años. Un ensayo de correlación con el Mediterráneo occidental. Museo Nacional de Ciencias Naturales, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Monografías 12, p. 259-275.

CRUZ, L. 2007. Xenarthra (Mammalia) del Pleistoceno tardío-Holoceno temprano del Departamento de Río Cuarto, provincia de Córdoba, Argentina. Aspectos bioestratigráficos. Ameghiniana, 44(4

ESTEBAN, G.I. 1996. Revisión de los Mylodontinae cuaternarios (Edentata, Tardigrada) de Argentina, Bolivia y Uruguay. Sistemática, Filogenia, Paleobiología, Paleozoogeografía y Paleoecología. Tesis Doctoral inédita, Instituto Miguel Lillo, Facultad de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Tucumán, San Miguel de Tucumán, Argentina.):751-757.

KRAGLIEVICH, J. 1932. Contribución al conocimiento de los ciervos fósiles del Uruguay. Anales del Museo de Historia Natural de Montevideo, 2(3):355-438.

MAGNUSSEN SAFFER, M.  BOH, D Y ESTARLI, C. 2014. Asociación de un ejemplar juvenil y uno adulto de Scelidotherium leptocephalum Owen, 1839  (Xenarthra, Mylodontidae, Scelidotheriinae ) en una paleocueva en el Pleistoceno del Partido de General Alvarado. Aspectos Sistemáticos y Tafonomicos. XXVIII Jornadas Argentinas de Paleontología de Vertebrados. Zapala – Villa El Chocon, Neuquén. Mayo del 2014. Libro de Resúmenes. , p 38.

MAGNUSSEN SAFFER, M.  BOH, D Y ESTARLI, C. 2014. Primer registro de un Tenebrionidae (Arthropoda, Coleoptera) asociado a restos del cráneo de un Mylodontidae (Mammalia, Xenarthra), en el Pleistoceno Superior de Punta Hermengo, Miramar, Provincia de Buenos Aires, Republica Argentina. Libro de resumenes. III Jornadas Paleontológicas del Centro.

NOVAS, F. 2006. Buenos Aires hace un millón de años. Editorial Siglo XXI, Ciencia que Ladra. Serie Mayor.

SCILLATO-YANÉ, G.J. 1982. Los Dasypodidae (Mammalia, Edentata) del Plioceno y Pleistoceno de Argentina. Tesis Doctoral (inédita). Facultad de Ciencias Naturales y Museo, Universidad Nacional de La Plata.

TAMBUSSI, C. P., 1995. Aves. En: ALBERDI, M. T., G. LEONE y E. P. TONNI (eds.), Evolución biológica y climática de la Región Pampeana durante los últimos 5 millones de años. Monografía del Museo Nacional de Ciencias Naturales, CSIC, España, cap. 7: 145-161.

Wikipedia Ice Age: The Meltdown

Mas información de la Exhibición de Paleontología.

Conocer mas sobre Paleontología Regional.

seo miramar argentina

 

museo miramar argentina museo miramar argentina museo miramar argentina museo miramar argentina 

Volver al Museo de Ciencias Naturales

Pagina Inicial  I  Agregar en Mis Favoritos  I  Quienes colaboran con el Museo  I  Conoces Miramar?  I  Salir 

A estas empresas y particulares les interesa la preservación y divulgación del patrimonio natural e histórico del Partido de General Alvarado.

 

Copyright © 2003- Museo Municipal "Punta Hermengo" de General Alvarado. Todos los derechos reservados.

www.museodemiramar.com.ar           museomiramar@gmail.com  

 
Inicio del Museo
Área de Cs Naturales
Área de Histórica
 

En tu Facebook

se el primero de tus amigos

 
 

 

It selects Language

 

+  idiomas / + Language

 

 

 

 
SOLO  SE
EXHIBE  EL
10 %
DE  LA
COLECCIÓN
TOTAL  DEL
MUSEO
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 
 
 
 
 
 
Inicio del Museo
Área de Cs Naturales
Área de Histórica