miramar argentina miramar argentina miramar argentina miramar argentina miramar argentina miramar argentina

museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar museo miramar

 

Sobre la aparición de serpientes.

Información, prevención de mordeduras

y especies de la zona.

 

Por Mariano Magnussen Saffer. Reproducido y mejorado en el Cd ROM de "Naturaleza Pampeana". Copyright © 2005.

 
 
Sabias cuantas muertes hubo en la provincia de Buenos Aires por picaduras de víboras en los últimos 20 años?.        - Ninguna!!!!
 

En nuestra ciudad un tema que preocupa a nuestros turistas y residentes todos los años, es la eventual aparición de la fauna Ofidica que se halla presente en nuestra región, que por lo general, son visibles en su ciclo mas activo que ocurre entre el mes de noviembre hasta mediados de abril, y que por falta de información se atenta contra las mismas, cuando en realidad son controladoras de plagas de roedores, transmisores de enfermedades muy comunes como el mal de los rastrojos, fiebre hemorrágica, hantavirus entre otras, que producen un porcentaje elevado de victimas a comparación de las mordeduras provocadas por serpientes.

En el Partido de General Alvarado podemos considerar a tres especies de ofideos en categoría de “Peligrosas”, ellas son Yarará Ñata (Bothrops ammodytoides), la Yarará Chica (Bothrops newiedii) y la Yarará o víbora de la cruz (Bothrops alternatus). Esta ultima especie corresponde a la fotografía adjunta al articulo, tomada en las inmediaciones de la desembocadura del arroyo La Ballenera. Dentro de las admirables adaptaciones que poseen estos vertebrados, alcanza su máxima expresión en el desarrollo mandibular, en las que un par de dientes anteriores tubulares, se vinculan con glándulas salivales modificadas productoras de veneno. Si de peligrosidad hablamos, las yararaes se llevan los laureles: son las únicas responsables de las entre seis y diez picaduras de serpientes que ocurren en nuestra Provincia todos los años, de acuerdo a datos de Epidemiología Provincial.

Según la especie involucrada los casos presentan características y pronósticos diferentes. La víbora de la cruz (foto) por ejemplo, con un tamaño que puede alcanzar los 1,70 metros es la que suele provocar los cuadros más complicados por la importante cantidad de veneno inoculado con la mordedura. Sin embargo esta yarará, que se distribuye principalmente por el centro y nordeste de la provincia, es poco común, por lo que los envenenamientos atribuibles a ella son escasos.

El grueso de los accidentes ofídicos es producto de las dos especies restantes, la yarará chica y la ñata, aunque es difícil establecer en qué grado contribuye cada una al número para nada despreciable de afectados en el territorio bonaerense. Ambas tienen una amplia distribución en la provincia, faltando solo talvez en el extremo nordeste, pero la yarará ñata es mucho más abundante que su congénere chica.

No obstante, esta situación se ve compensada por el hecho de que la yarará chica es de hábitos expuestos y de temperamento agresivo, mientras que la ñata es relativamente mansa y menos propensa al ataque. De esta forma son capaces de inocular dosis fatales de ponzoña en sus víctimas a la manera de una artera inyección hipodérmica. En  las llamadas culebras, estos dientes no existen, o bien se implantan en la parte posterior de la boca, siendo la picadura

inerme en la gran mayoría de los casos puesto que no alcanzan a inyectar el veneno con el primer mordisco.

Diferencias entre especies venenosas y no venenosas.

Las culebras inofensivas, habitantes muy comunes en nuestra localidad, pueden diferenciarse de las serpientes venenosas por varios rasgos más o menos fáciles de reconocer. Las yararaes presentan sobre la cabeza pequeñas escamas similares a las del resto del cuerpo, mientras que las culebras tienen en ese lugar grandes placas. A cada lado del hocico las víboras tienen dos orificios, el nasal y el correspondiente a la foseta loreal, entretanto que las culebras carecen de este último.

Además la cola de las yararaes es más corta. La característica principal es reconocer el tipo de cabeza, en las venenosas, su cabeza es chata y en forma triangular con un cuello bien definido, mientras que las especies inofensivas poseen una cabeza redondeada, siguiendo la morfología de su cuerpo sin definición clara del cuello. En la ilustración comparativa adjunta, se observa a la Culebra (Izq) y a la serpiente venenosa (Der).

La mordida de especies venenosas y su tratamiento.

El veneno de las yararaes no está compuesto por un solo principio activo sino por un verdadero cóctel de sustancias que actúan secuencialmente. Su acción es local, afectando la sangre y  destruyendo los tejidos en las cercanías de la mordedura. El dolor es intenso, y si el accidente ha ocurrido en los miembros inferiores (el lugar más común), se hace imposible caminar después de unos minutos.

La zona afectada se vuelve entre negra y púrpura, y este color cianótico avanza conforme pasa el tiempo. Luego de unas horas se forman inmensas ampollas llenas de un líquido sanguinolento. Habitualmente a esta altura se ha administrado el suero que neutraliza las moléculas del veneno permitiendo la recuperación casi siempre total del paciente, aunque por lo general el miembro quedará permanentemente debilitado y magullado. Si no se aplica el antiveneno oportunamente casi siempre sobreviene la muerte entre uno y doce días después, normalmente por fallo renal.

El suero antiofidico es el único tratamiento contra la mordedura. El cual se presenta dos características. 1 - Polivalente: Se utiliza cuando se desconoce la especie que provocó el accidente. 2- Específicos: Son exclusivamente para la mordedura de un solo tipo de serpientes, siendo estos los mas efectivos y pueden ser: Antibothopico, Anticrotalico, Antilachesico y Antimicrurico (Anti-Black Widow, Bothrops Bivalent y Tropical Polivalent) preparados por el Instituto Nacional de Microbiología de Argentina.

Cabe mencionar que en la Provincia no ha habido decesos, a los menos registrados, provocados por yararaes en los últimos quince años. Se dispone de suero en los centros sanitarios de casi todas las localidades de la provincia (incluyendo Miramar), por lo que lo más recomendable en caso de un accidente ofídico será acudir a uno de estos centros asistenciales, desaconsejándose totalmente la aplicación de torniquetes, quemar la zona afectada o tratar de succionar el veneno, o cualquier medicina improvisada o casera.

Si la mordedura ocurrió en una zona aislada o fuera del casco urbano, es aconsejable pedir ayuda, evitando movilizarse uno mismo en bicicleta, caminando o corriendo, ya que al agitarse, moviliza rápidamente la sangre infectada de veneno hacia el corazón. Así mismo, en lo posible, es importante capturar a la serpiente luego del ataque, ya que los sueros antiofidicos son preparados químicamente según la especie, y así tener una rápida recuperación luego de su identificación sistemática. La captura, en un caso urgente como este, por lo general termina con la muerte del animal, pero es necesario que su cráneo este entero y sin daño para poder determinar el género, y saber fehacientemente si es venenosa, o si es una serpiente falsa (como la falsa Yarara).

Prevención en zonas urbanas y rurales.

Las culebras y serpientes, como todo animal salvaje, intenta evitar el enfrentamiento inútil contra otro ser vivo de mayor tamaño, que por lo general al encontrarse enfrente de un niño, perro o gato, busca rápidamente un refugio, e intenta morder únicamente si es atacada como ultima alternativa. En el caso de las serpientes venenosas, son más cuidadosas, ya que su veneno tarda varios días para reponerse por su bajo metabolismo al igual que en otros reptiles.

Muchas personas cometen la terrible equivocación de matarlas, cuando estas en realidad ayudan a la controlar la población de roedores transmisores de enfermedades mortales ya descriptas. Lo que se debe hacer con mucho cuidado y sobre todo no pasar un mal momento, es acorralar a la serpiente e introducirla dentro de una caja o balde de plástico y liberarla en zonas abiertas y seguras tanto para ellas como para las personas.

Así mismo en nuestra ciudad, son frecuentes los terrenos con pastizales altos, los cuales son proclives en tener pequeñas comunidades de serpientes, teniendo en cuanta que una hembra puede tener de 2 a 25 crías. Algunas personas creen que, cortando o quemando estos pastizales, se soluciona el problema.

En realidad pasa todo lo contrario, porque cuando es destruido un microambiente como un pastizal urbano con posibles ofidios en su interior, estos emigran a terrenos y casas vecinas, escondiéndose en caños abandonados, baldosas, troncos y juguetes de niños, en donde se producen los encuentros con los seres humanos.

Es posible verlas por la mañana en zonas abiertas, calles o como por ejemplo, en la ruta a  Mar del Sud, donde se acercan a solearse para controlar su metabolismo, y son arrolladas por distintos vehículos, logrando la muerte de varias centenares por temporada.

Esperamos haber demostrado,  que las yararaes son animales fascinantes y admirables, que deben interactuar con el bienestar del ser humano. Por supuesto, las víctimas de sus mordeduras pueden no compartir nuestra apreciación. Pero lo cierto es que gran parte de los accidentes se deben a la arrogancia de las personas que ante su encuentro, no las dejan escapar o fastidiar. La mejor manera de evitar ser picados es, simplemente, hacer como los araucanos: dejarlas en paz, seguir nuestro camino y permitir hacer lo propio a las serpientes. Y en caso de cualquier accidente acudir a cualquier centro sanitario.

Falsa Yarara en el Barrio de Parque Mar.

Mas Videos

 

En noviembre de 2011, apareció una Falsa Yarará Ocelada -Tomodon ocellatus- en el barrio de Parque Mar en Miramar, en la Av del Mar casi continuación de Av. 26. El ejemplar de 50 cm  es una especie  común en la región pampeana, muy tímida. Se recomienda no provocar a ninguna especie de serpiente y en lo posible no matarlas, son un gran controlador de plagas como los roedores, mucho mas peligrosos para la salud humana.

Bibliografía Sugerida.

Arnold, E. y otros. Guía de campo de los reptiles y anfibios de España y Europa. Barcelona: Ediciones Omega, 2ª ed., 1982. Guía clásica para identificar anfibios y reptiles; incluye dibujos y mapas.

Barbadillo, Luis Javier. La guía de Incafo de los anfibios y reptiles de la península Ibérica, islas Baleares y Canarias. Madrid: Editorial Incafo, 1987. Guía fotográfica; incluye claves, mapas y glosario.

Bellairs, A y otros. Los reptiles. Madrid: Ediciones Hermann Blume, 1978. Obra de introducción al mundo de los reptiles; ilustrado con dibujos en blanco y negro.

Bruno, Silvio y otros. Guía de las serpientes de Europa. Barcelona: Ediciones Omega, 1992. Guía de identificación; incluye bibliografía.

Ferri, Vincenzo. El libro de las serpientes de todo el mundo. Barcelona: Ediciones De Vecchi, 1992. Guía de identificación; con ilustraciones en color.

Ferri, Vincenzo. Las serpientes de España y Europa. Barcelona: Ediciones De Vecchi, 1994. Guía de identificación; incluye ilustraciones en color y bibliografía.

Horton, Michael. Guía completa de las serpientes. Barcelona: Editorial Hispano Europea, 1994. Guía sobre el cuidado de las serpientes; con ilustraciones en color.

Oberon, Jake. Conoce y cuida tu serpiente: evolución, clasificación, anatomía y biología. Barcelona: Editorial Hispano Europea, 1994. Breve obra divulgativa; con ilustraciones en color.

Magnussen Saffer, M. 2005. Notas para la actualización, reconocimiento, sistemática y ecología de los mamíferos adaptados al bosque artificial del Vivero Dunicola Florentino Ameghino de Miramar, Provincia Buenos Aires, Republica Argentina. Boletín de divulgación Científico Técnico del Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo de Miramar. (Sec. Mazt) publicación 4: pp 03 -  17. 

Magnussen Saffer, Mariano y Boh, Daniel. 2005. El Bosque del Vivero Dunicola Florentino Ameghino de Miramar. Aspectos Históricos y Biológicos. Boletín de divulgación Científico Técnico del Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo de Miramar. (Sec. Div) publicación 7: pp 03 – 13.

Magnussen Saffer, M. Notas para la actualización, reconocimiento y sistemática de reptiles y anfibios adaptados al bosque artificial de Vivero Dunicola Florentino Ameghino de Miramar, Buenos Aires, Republica Argentina. Boletín de divulgación Científico Técnico del Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo de Miramar. (En Prensa).

Magnussen Saffer, M. Variación estacional de la dieta de Tyto alba  (Aves: Tytonidae)  en el bosque artificial del Vivero Dunicola Florentino Ameghino de Miramar, Buenos Aires, Republica Argentina. Boletín de divulgación Científico Técnico del Museo Municipal de Ciencias Naturales Punta Hermengo de Miramar. (En Prensa).

museo miramar argentina museo miramar argentina museo miramar argentina museo miramar argentina

museo miramar argentina museo miramar argentina museo miramar argentina museo miramar argentina 

Usted es nuestro lector numero: que visita nuestra Pagina Web

 

Volver a Notas de Divulgación

Volver al Museo de Ciencias Naturales

Pagina Inicial  I  Agregar en Mis Favoritos  I  Quienes colaboran con el Museo  I  Conoces Miramar?  I  Salir 

A estas empresas y particulares les interesa la preservación y divulgación del patrimonio natural e histórico del Partido de General Alvarado.

Copyright © 2003- Museo Municipal "Punta Hermengo" de General Alvarado. Todos los derechos reservados.

www.museodemiramar.com.ar           museomiramar@gmail.com    

 
Inicio del Museo
Área de Cs Naturales
Área de Histórica
 

En tu Facebook

se el primero de tus amigos

 
 

 

It selects Language

 

+  idiomas / + Language

 

 

 

 
SOLO  SE
EXHIBE  EL
10 %
DE  LA
COLECCIÓN
TOTAL  DEL
MUSEO